Para el corazón no ha terminado la etapa veraniega

Para el corazón no ha terminado la etapa veraniegaGuantánamo, 2 sep .- Los ejercicios físicos moderados, como el trote y la calistenia, a los cuales muchos recurren en el verano, deben practicarse sistemáticamente, por sus beneficios para el corazón, un órgano que jamás sale de vacaciones.

En el trayecto de hoy, para efectuar su guardia en el hospital provincial doctor Agostinho Neto, la cardióloga Varinia Montero Vega echó de menos en el complejo deportivo del reparto Caribe el ajetreo que suscitó admiración durante los meses de julio y agosto.

“No vi tanta gente trotando, el gimnasio ecológico estaba vacío, y ni siquiera en el campo de softbol jugaban, a pesar de que es domingo”, declaró a la AIN esta joven Máster en Ciencias y especialista en Segundo Grado de Cardiología.

Aclaró que a muchos sedentarios les brota la vena atlética solo en la etapa estival, si estas coinciden con los días de asueto, y mencionó las ventajas de mantener esa conducta todo el año, por lo beneficioso para el corazón el constante ejercicio moderado, e incluso para patologías más benignas.

Alertó que el ejercicio es muy saludable para prevenir la diabetes y combatir la hipertensión, y con vistas a dotar de los efectos deseados, debe acompañarse de una correcta hidratación y un intercambio con el médico, por parte de aquellos aquejados de alguna dolencia crónica o aguda.

Beber líquidos –agua y zumo de frutas – resulta necesario para todas las personas-, particularmente para las de corazón delicado, durante estos calores intensos.

La jefa del servicio de rehabilitación cardíaca del “Agostinho Neto”, precisó que una hidratación deficiente puede producir una descompensación, la cual tradicionalmente se ha vinculado al frío y al invierno, pero esta asociada también a las altas temperaturas.

“Sin el sedentarismo, el hábito de fumar y la ingestión excesiva de bebidas alcohólicas, disminuirían los ingresos por cardiopatía isquémica y los remitidos a Comisión Médica”, acotó Montero Vega”, la cual representará a Cuba, en el XXIV Congreso Interamericano de Cardiología (Buenos Aires, Argentina, 18-20 de octubre 2013). (AIN)