Reclaman en Canadá apoyo a causa de antiterroristas cubanos

Reclaman en Canadá apoyo a causa de antiterroristas cubanosToronto, Canadá, 24 abr.- Adriana Pérez, esposa de Gerardo Hernández, uno de los cinco antiterroristas cubanos condenados y retenidos en Estados Unidos, recabó el apoyo de la comunidad religiosa canadiense en la lucha por el retorno de ellos a su Patria.

Durante una visita a esta ciudad, Pérez, quien ha tenido un intenso programa de actividades aquí, se reunió el fin de semana con el secretario general de la Iglesia anglicana, el doctor Michael Thompson; y con Stuart Pike, presidente de la diócesis de la región de Niagara Falls.

Ambos, a nombre de los presentes, mostraron su disposición a realizar acciones locales y hacia Estados Unidos para apoyar la causa mundial por la liberación de los cinco antiterroristas, destacó un comunicado enviado hoy a Prensa Latina.

La compañera de Hernández (sentenciado a dos cadenas perpetuas más 15 años de prisión), actualizó sobre el caso de los Cinco, como son identificados internacionalmente su esposo; Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González.

También sostuvo un encuentro con Chris Levan y un grupo de representantes de la Iglesia Unida de Cristo, en el cual igualmente obtuvo el compromiso de los asistentes de que exigirán al presidente estadounidense, Barack Obama, la excarcelación inmediata de estos hombres.

Asimismo, tuvo contactos con la prensa local, en particular concedió una entrevista de radio a la estación CIUT-FM, radio comunitaria de la Universidad de Toronto, amplía la nota.

Arrestados en 12 de septiembre de 1998, cuatro de ellos aún permanecen en cautiverio tras casi 15 años, mientras a René González, pese a que salió del penal luego de cumplir su condena en octubre de 2011, se le obliga a continuar en territorio norteamericano otros tres años bajo libertad supervisada.

Adriana Pérez, a quien las autoridades de Washington le niegan el derecho que le asiste para visitar a su esposo, participó también en un evento en solidaridad con los Cinco, organizado por el Sindicato de los Trabajadores del Acero en Toronto de conjunto con varios grupos que apoyan a Cuba.

Los antiterroristas monitorearon a grupos e individuos violentos de origen cubano que desde el sur del estado de Florida diseñan, financian y ejecutan planes terroristas contra la isla caribeña como las que han causado más de tres mil 400 víctimas fatales en las últimas cinco décadas.

Un panel del Grupo de Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas concluyó en mayo de 2005 que el arresto de los Cinco fue ilegal y arbitrario, y pidió al Gobierno de Estados Unidos remediar tal situación.

También la de 10 premios Nobel, parlamentos enteros, personalidades de todos los ámbitos y amigos del mundo que se han pronunciado porque se haga justicia en este caso. (PL).