Mafia anticubana intenta chantajes contra Obama

La Habana, 30 mar.- La pandilla de ocho mafiosos de origen cubano americano, o de la Florida, con cargos legislativos en EE.UU., intenta nuevos chantajes para imponer sus designios contra Cuba al gobierno de Obama, señaló la Mesa Redonda de la radio y la televisión cubana.

Lázaro Barredo, director del diario Granma, explicó que esos congresistas y senadores exigen que el poder Ejecutivo  mantenga  ilegales medidas contra la Isla, a lo que condicionan el otorgar sus votos a favor de las legislaciones  que promueve el presidente Obama.

Entre sus demandas, ese grupo  incluye que se mantengan los fondos para las transmisiones radioelectrónicas ilegales contra Cuba, y  presupuestos que con dinero de los contribuyentes estadounidenses financian actividades anticubanas y benefician a tradicionales mercenarios.

Precisó Barredo que en los sectores políticos norteamericanos, en términos generales,  no existe la intención  de reconocer la independencia y soberanía cubana, y las acciones que se instrumentan llevan por finalidad los tradicionales intereses hegemónicos contra la Isla.

La periodista Juana Carrasco citó ejemplos de recientes acciones de elementos mafiosos en Miami, incluido  Miguel Saavedra, asociado del terrorista  Luís Posada Carriles, y otros de igual calaña, quienes actuaron en contra de la comercialización de artículos relacionados con el equipo de Cuba, que participó en el II Clásico Mundial de Béisbol.

El analista Renato Recio recordó que dentro de  EE.UU. actúan grupos de ideólogos  en asociaciones diversas, que cuestionan la política de bloqueo contra Cuba como medio efectivo para lograr  propósitos desestabilizadores  en la Isla, y abogan por suprimirlo, además, como forma de viabilizar mejores relaciones con el resto de América Latina.

Consideró Recio que el rotundo NO  a la posibilidad de eliminar el bloqueo contra Cuba, recién expresado por  el vicepresidente norteamericano Joseph Biden, es señal de lo que América Latina en realidad puede esperar de los supuestos “cambios” anunciados por la nueva Administración estadounidense.

En el foro radiotelevisado trascendió la situación de bancarrota que afronta la industria norteamericana del automóvil, que amenaza con despedir a millares de obreros, lo que ha implicado un ultimatum del Presidente  Obama para que admitan  medidas restrictivas, a las  que condiciona el otorgamiento de nuevas ayudas monetarias por parte del gobierno.

El moderador Randy Alonso dio a conocer que una próxima vista judicial, fijada para el siete de abril, en un tribunal de Texas, es el nuevo anuncio para dar seguimiento al proceso que se le sigue al terrorista Luís Posada Carriles sobre delitos migratorios.

Al respecto, el abogado  José Pertierra declaró a la televisión cubana  que el caso de Posada  regresa al tribunal de primera instancia en El Paso, Texas, donde se encausa a Posada por mentir, pretexto que ha utilizado el gobierno norteamericano para entorpecer la extradición del criminal a Venezuela.

Recordó que  el principal crimen de Posada es haber saboteado un avión de pasajeros con 73 personas a bordo, y que el juicio debe ser por esos asesinatos, y no por haber mentido sobre su ingreso en Estados Unidos.

Explicó que la estrategia de los abogados de Posada y del gobierno Federal en EE.UU. ha sido demorar el proceso, en espera de lo que pueda sucederle  al encartado, de edad avanzada, a fin de evitar la extradición del criminal, que conforme a derecho solicitó  Venezuela en 2005.

Pertierra saludó la presencia de nuevas autoridades en EE.UU. y dijo que Venezuela insiste en que el tratado vigente de extradición, más la convención internacional que protege a los pasajeros en aviación civil exigen que sea Posada sea extraditado, o juzgado en EE.UU. por los verdaderos cargos que se le imputan al terrorista, no por simple mentiroso.

Finalmente subrayo que quien protege a terroristas hoy es Estados Unidos, NO Venezuela, y precisó que si el país del norte quiere ser consecuente con sus obligaciones, debe cumplir los tratados internacionales.

Sobre nuevas revelaciones  de  acciones ilegales desarrolladas  bajo la administración de W. Bush, el periodista Reynaldo Taladrid tipificó  actos  de provocación y agresiones directas, y recordó que numerosas personas que fraguaron tales hechos todavía siguen activas en  EE.UU.

Miami continúa entre las ciudades más pobres de EE.UU. ; la crisis económica obliga a ancianos a declararse en bancarrotas; proliferan las carpas en  campamentos forzosos de personas que perdieron sus viviendas y los desempleados; expresan hoy algunos  de los titulares de prensa en Internet,  dio a conocer la Mesa Redonda.

La periodista Carrasco refirió los altos índices de desempleo que prevalecen en los estados norteamericanos, indicó  que en la  Florida hay  874 mil cesantes oficiales y se prevé que esa situación continúe agravándose, y a ella se sume la pérdida de seguros médicos, que ya abruma a mas de 50 millones de norteamericanos.  (AIN)