Humboldt 7: Aniversario 55 de un crimen

Humboldt 7: Aniversario 55 de un crimenDespués de los sucesos del 13 de marzo, en el cual los miembros del Directorio Estudiantil Revolucionario atacaron el Palacio Presidencial, y tomaron Radio Reloj, la policía de la tiranía -tras el fallido intento de ajusticiar a Fulgencio Batista- desató una cruda represión, persiguiendo a los integrantes de esa organización, y a todo aquel que tuviera que ver con la lucha en contra del tirano.

Valiosos jóvenes cayeron en esos días. Muchos de ellos a pesar de encontrarse en la total clandestinidad, se mantuvieron activos, reorganizando al estudiantado y desarrollando acciones para demostrar que la lucha continuaba.

Es en ese contexto que se producen los que recoge la historia como los sucesos de Humboldt 7.

Con la muerte en combate del heroico líder estudiantil José Antonio Echeverría, el ejecutivo del Directorio Revolucionario es estructurado, quedando conformado por Fructuoso Rodríguez como Secretario General, y Faure Chomón, Julio García Oliveras, Joe Westbrook, Enrique Rodríguez Loeches, Juan Pedro Carbó y José Machado miembros del mismo.

Mientras tanto, la represión policial se mantenía acechando en cada lugar de la capital, lo que hacia difícil y peligrosa la estancia en las pocas casas de seguridad que contaban los combatientes clandestinos, lo que les hacía cambiar continuamente de un domicilio a otro.

Es en una de estas permutas que los jóvenes Joe Westbrook, Fructuoso Rodríguez, Juan Pedro Carbó, y José Machado, son delatados vilmente por un traidor que los entrega al asesino Esteban Ventura Novo. Ese personaje, conocido en la capital y en el país por sus crímenes, no perdió tiempo, y en una operación relámpago, él y sus sicarios asesinos, tomaron el edificio y penetraron en el apartamento, ametrallando a los jóvenes que allí se encontraban. Era el 20 de abril de 1957.

La sangre de la juventud cubana se derramaba nuevamente, el movimiento revolucionario y estudiantil sufría nuevamente una dura pérdida con la caída de Fructuoso, Machado, Joe y Juan Pedro, dirigentes del Directorio Estudiantil Revolucionario, aguerridos jóvenes combatientes que lo dieron todo por transformar la realidad cubana y acabar con los crímenes, la corrupción y el latrocinio imperantes en la isla.

En este aniversario 55 del crimen de Humboldt Siete, donde fueron masacrados los jóvenes revolucionarios Joe Westbrook, Fructuoso Rodríguez, Juan Pedro Carbó, y José Machado, se mantiene el recuerdo y ejemplo de ellos y de quienes ofrendaron la vida en aras de alcanzar la libertad plena de la nación cubana.

Su obra, sus acciones, su ejemplo, viven en el corazón de cada cubano, y se patentizan en las palabras del Apóstol Cubano José Martí cuando expresó: “Cuando se muere en brazos de la patria agradecida, la muerte acaba, la prisión se rompe, empieza al fin, con el morir, la vida”. (Hugo Betancourt Mayoral/ Radio Santa Cruz)