Notable ahorro energético en refinerías de Villa Clara

La Habana, 2 abr . – Con la quema de 67 mil toneladas de paja y bagazo de caña en las tres refinerías de azúcar en Villa Clara se produjo 92 por ciento del azúcar refino entregado hasta la fecha, con un ahorro de más de cuatro mil 800 toneladas de fuel oil.

El empleo de la biomasa en la Chiquitico Fabregat, Quintín Banderas y George Washington, aportó además cerca de mil 250 MegaWatts/hora al Sistema Electroenergético Nacional (SEN), de acuerdo con lo expresado a Granma por Andrés Durán Fundora, director de Industrias de la Empresa Azucarera de Villa Clara.
  
Destacó que la fábrica Chiquitico Fabregat no ha consumido una sola gota de petróleo durante la zafra, y además de autoabastecerse energéticamente, la entidad sobrecumple su entrega al SEN en más de 145 MegaWatts/hora.
  
A su vez la Quintín Banderas ha podido economizar –dijo- cerca de dos mil 500 toneladas de fuel oil, a partir del empleo de paja y bagazo.
  
Otro dato revelador de la importancia del empleo de estos residuales de la caña en el proceso productivo, es el hecho de que se han dejado de emitir a la atmósfera más de 70 mil toneladas de CO2, una sustancia altamente contaminante al medio ambiente, según explicó Julián Francia, energético de la empresa villaclareña. (AIN)