La Escuela de Tres Mundos: Necesaria y eterna

La Escuela de Tres Mundos: Necesaria y eternaUn cuarto de siglo cumplirá el 15 de diciembre próximo la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de San Antonio de los Baños, cantera de creadores del Nuevo Cine Latinoamericano y Caribeño, cuyo patrimonio preserva.

Inolvidable resultó el acto inaugural en que el Comandante en Jefe Fidel Castro puso en manos de Gabriel García Márquez, Premio Nóbel de Literatura, y este a su vez en las del argentino Fernando Birri, el logotipo de bronce sobre madera que simbolizaba el nacimiento de la institución.

Durante la gala de clausura del 33 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, se entregó un Coral de Honor a la EICTV, que en cinco lustros graduó más de 730 profesionales del audiovisual, hoy integrantes de una vanguardia cosechadora de lauros en el mundo.

Rafael Rosales, actual director del centro que ha plasmado en imágenes los sueños, utopías e historias que reflejan el quehacer tercermundista, afirmó en conferencia de prensa en el contexto de la cita fílmica:

“Siempre lo he dicho: creo que es (la EICTV) la mejor escuela de cine del mundo, sé que es pretencioso decirlo, pero la escuela no lo es solo por sus particularidades de ser un espacio donde se convive 24 horas diarias, todo el año.

Es también una escuela de vida. Además de otorgarle una formación sólida a nivel humanístico y técnico, formamos cineastas con un alto sentido ético".

Con la creación de la escuela formadora de cineastas y teleastas, como la definiera Birri, su primer director, se cumplía un sueño del Comité de Cineastas de América Latina, agrupado en la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, que preside Gabriel García Márquez, quien ha impartido el curso de guión "Cómo contar un cuento".

La 33 edición de la cita fílmica de La Habana programó de manera muy especial una muestra de largometrajes y cortometrajes de alumnos del plantel que, en su diversidad temática y estilística, recoge las enseñanzas allí recibidas.

En opinión del español Benito Zambrazo, egresado de la primera promoción, la estancia en la EICTV, cuyo aniversario se festeja en todos los continentes, en especial en Latinoamérica, Asia y África, (los Tres Mundos que la avalan), obliga a una relación muy especial con la gente al estar todos los días pensando y hablando de cine.

Al evocar, cinco años atrás, el acto fundacional, expresó García Márquez: “…Hablábamos casi tanto como hoy del cine que había que hacer en América Latina, y de cómo había que hacerlo y nuestros pensamientos estaban inspirados en el Neorrealismo italiano, que es, como tendría que ser el nuestro, el cine con menos recursos y el más humano que se ha hecho jamás.”

Por su parte, Fernando Birri manifestó: “Expresar lo que todavía no tiene un nombre, una imagen, un estilo. Expresarnos, asombrarnos, imaginarnos. Para que el lugar de la Utopía que, por definición, está en ninguna parte, esté en alguna parte: por derecho de cronología geográfica, política, poética, está en el que los otros llaman Tercer Mundo y nosotros Nuestra América, Nuestra África, Nuestra Asia, Nuestro Mundo.”

Hace 25 años, en la histórica ceremonia de creación de la llamada Escuela de Tres Mundos, proclamó el Comandante en Jefe Fidel Castro: Esta Escuela durará tanto cuanto dure la Revolución. ¡Y la Revolución es eterna! (Por Teresita Jorge Carpio, Servicio Especial de la AIN)