Exitosa ondina santacruceña nada en su propio mar

Adriana Hernández Pons, exitosa ondina santacruceña nada en su propio marAdriana Hernández Pons es una sencilla adolescente de Santa Cruz del Sur. A pesar de sus pocos años acumula triunfos importantes en una disciplina deportiva que mucho tiene que ver con el entorno donde nació y creció, la natación. De visita en su natal Santa Cruz sigue la preparación para no perder la forma, ahora con un singular entrenador: su padre, exdeportista destacado en la disciplina del Kayak.

Aún está fresca la competencia en los Juegos Escolares Nacionales en el complejo de piscinas Baraguá, y el nerviosismo habitual ante las miradas inquisitivas de los árbitros. Participó en la categoría 13-14 juvenil- A, no sin antes pasar por varios controles, de octubre hasta mayo, para llegar a julio, mes del evento, totalmente lista. Esos exámenes técnicos les ofrecen a los jueces todos los elementos relacionados con los avances en el tiempo de piscina.

Los topes mensuales se fueron haciendo entre los alumnos de la escuela de alto rendimiento de la “Marcelo Salado”, en La Habana, colectivo del cual forma parte Adriana. Allí es la segunda espaldista en 100 metros, con un tiempo de un minuto y 16 segundos, le aventaja la capitalina Wendi Morales, dos años mayor, con un minuto y 13 segundos.

La santacruceña representó honorablemente a la provincia de Camagüey, alcanzando en los 50 metros la presea de plata, en los 100 obtuvo bronce, repitió la plata en los 200 y en el relevo combinado el oro.

Para Adriana lo más importante es no perder la seguridad en sí misma. Siempre lleva presentes los consejos de su papá y de Liván, el entrenador. Todo eso lo conjuga en fortaleza, disposición y fe en la victoria.

El verano ha sido provechoso para ella. Ha bajado las cargas en las aguas del litoral donde tantas veces en su infancia retozó. Nada suave, por las tardes camina a prisa durante 30 minutos, todos los días menos los fines de semana. Manifiesta le gustan los libros de aventuras, ver la televisión, escuchar música y bailar. Todavía no domina el baile del casino, pero está recibiendo clases prácticas.

A partir del calendario escolar 2011-2012 para los nadadores de la Marcelo Salado habrá nuevas indicaciones en cuanto a los distintos estilos ligados al momento del despegue en las piscinas de 50 metros. En los primeros 10 metros, después de la arrancada habrá que hacer movimientos de delfín, y cambiar hacia el nado normal. Habrá bastante preparación que requerirá constancia, algo que no puede perder un deportista.

Adriana afirma sentirse en plenitud. Tiene el empeño de mejorar las marcas. Para eso nadará duro, con miras a clasificar para los Panamericanos de Guadalajara, y mantenerse en una buena posición como estudiante. Está convencida de que si no saca excelentes notas no podrá ser nunca una buena atleta. (Iliana Pérez Lara/ Radio Santa Cruz)