Todo tiempo futuro tiene que ser mejor

Todo tiempo futuro tiene que ser mejorLa juventud cubana, desde tiempos de la colonia, ha sido protagonista del sentir de su tiempo, en especial es el sector estudiantil el que en cada momento de nuestra historia escribió páginas gloriosas e imborrables, selladas frecuentemente con la sangre derramada de valiosos jóvenes.

Nombres como Rafael Trejo o José Antonio Echeverría, entre otros, forman parte de ese pedestal de mártires de la patria que dieron su vida por la emancipación de Cuba.

Un rol preponderante le corresponde a los universitarios, organizados en la Federación Estudiantil Universitaria, fundada el 20 de diciembre de 1922 por ese líder indiscutible q ue fue Julio Antonio Mella, una de las figuras más importantes de la historia de Cuba.

¡Cuántas páginas escritas al calor de las protestas callejeras y en las aulas de las casas de altos estudios!
 
¡Cuántos momentos de victorias, cuantos reveses, cuanto empeño por seguir adelante!
 
La FEU  ha estado vinculada desde sus inicios a las causas más nobles.   Condición que se mantiene hasta nuestros días, constituyendo un firme baluarte de las tradiciones combativas y militantes, que a lo largo de todas las luchas revolucionarias cimentaron el camino hacia la independencia conquistada el Primero de Enero de 1959.

Los universitarios cubanos en toda época constituyeron el eje central de los procesos sociales,  una fuerza de vanguardia que hoy se manifiesta como un eslabón fundamental en la construcción de una sociedad nueva, en la Cuba revolucionaria actual.

Los integrantes de la Federación Estudiantil Universitaria de Santa Cruz del Sur, como dignos herederos del legado de sus predecesores, conserva el mismo espíritu de trabajo y sacrificio, insertos no solo en las acciones pedagógicas y docentes, sino incorporados también al proceso recuperativo que se lleva adelante en el territorio, patentizando así que la juventud cubana no ha perdido el deseo de hacer, luchar, construir y soñar.

La FEU santacruceña, hoy más que nunca, ratifica el legado de Mella cuando afirmó que: “Todo tiempo futuro tiene que ser mejor”.

(Por: Hugo Betancourt Mayoral / Radio Santa Cruz)