La paz del corazón

La paz del corazónLa humanidad dedica cada año una jornada a La Paz. Hoy es ese grandioso día, antecedido por uno de los acontecimientos culturales que desde antes de ocurrir ya se vislumbraba histórico, el concierto “Paz sin fronteras”, celebrado ayer en La Habana, Cuba.

Grandes personalidades han definido el concepto de paz, que no es únicamente la ausencia de guerra. A veces hay que ir a una guerra en busca de paz.

La que más he escuchado es la de Benito Juárez, “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

Bueno, con mucho respeto, para completarla yo le añadiría “y al izquierdo”. ¿Cuántas broncas no nos buscamos por defender los que creemos “nuestros” derechos, que a la vez son los mismos derechos de todos?

La víspera tuvimos oportunidad de pensar con las letras de las canciones que se interpretaron por artistas de renombre y fama internacional, cubanos y extranjeros.

Y mientras miraba ese mar de pueblo, recordaba la misa que en ese lugar ofició el Papa Juan Pablo II, un incansable luchador por la paz. Entonces una frase suya, que alguien oportunamente calificó de retruécano, vino a mi memoria: “La paz del corazón, es el corazón de la paz”. 

Pensé entonces que solo corazones en paz pueden latir a un mismo ritmo por la justicia, el derecho y el amor, categorías mal repartidas y mal entendidas en el mundo actual.

Y aunque la paz ahora es un sueño, con  el aporte de todos puede convertirse en realidad.

Juanes y sus invitados pusieron su granito de arena. Más de un millón 150 mil asistentes a la Plaza de la Revolución los secundaron desafiando el sol y el calor. Millones de cubanos dentro y fuera del país también se sumaron al calificado como “Concierto del Siglo”.

Y como el siglo todavía no cumple una década más adelante habrá que recalificarlo como  “Primer Concierto del Siglo”, pues el anhelo de paz cada vez es más fuerte y el ejemplo de Juanes se multiplicará sin dudas hasta que llegue para todos la paz del corazón.

(Por: Iliana Pérez Lara/ Radio Santa Cruz)