Washington esconde pruebas sobre inocencia de antiterrorista cubano

Washington esconde pruebas sobre inocencia de antiterrorista cubanoLa Habana, 3 may.- Washington insiste en esconder las pruebas que desenmascaran su prevaricación en el caso de cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos, y para ello se vale de su dictadura mediática, denunció Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento.

  Durante el Encuentro Internacional de Solidaridad Sindical, celebrado en el capitalino Palacio de Convenciones, el dirigente cubano exhortó a los 900 invitados de 42 países a redoblar la lucha en una batalla por la vida, y contra el ocultamiento y la infamia.

Hace un año les hablé de la situación de los cinco, dijo, y expliqué de la apelación colateral o habeas corpus que se presentaría a favor del luchador Gerardo Hernández, un joven inocente sobre quien pesa la sentencia de dos cadenas perpetuas más 15 años de cárcel.

Alarcón alegó que hace exactamente una semana, la fiscalía, o sea Washington, pidió al tribunal de Miami rechazar esa moción sumariamente sin conceder una audiencia para discutirla, sin revisar las nuevas evidencias y argumentos, ni permitir que Gerardo comparezca y pueda hablar.

Evidenció que ni una palabra han dicho los medios corporativos de información, arbitrariedad realizada por Washington al amparo del total silencio de esos medios y a espaldas de la opinión pública.

Recordó que Gerardo Hernández, junto a René González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González cumplen extensas condenas por alertar a la isla de los planes subversivos fraguados desde el sur de la Florida.

El ocultamiento de la verdad es el arma para perpetuar la injusticia, y la administración se niega a revelar las dimensiones de su complot con los medios locales de Miami, que amenazaron a miembros del jurado y desataron una campaña pagada por el gobierno.

Esa campaña, amplió, creó una tormenta perfecta de hostilidad y perjuicios que llevó a la Corte de apelaciones a anular el juicio original.

El gobierno norteamericano se ha negado igualmente a presentar las imágenes satelitales sobre el incidente del 24 de febrero de 1996, alrededor del cual giró aquella farsa judicial, aseguró Alarcón.

La única explicación posible a la oposición a mostrar tales imágenes, negativa que dura ya 15 años, es obvia, subrayó: El incidente ocurrió sobre territorio cubano y por tanto el tribunal de Miami no tenía jurisdicción ninguna respecto al mismo.

Es urgente levantar muy alto la denuncia y la solidaridad internacional, y de gran valor ha resultado el ingente esfuerzo del Comité por la libertad de los cinco de Estados Unidos, quienes han puesto al descubierto parte del contubernio de Washington con periodistas de Miami, expresó.

El presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular exhortó al movimiento internacional de solidaridad a no cejar en la lucha hasta vencer a un gobierno que se sostiene con la mentira e impide al pueblo norteamericano descubrir la realidad. (PL)