Reconoce Obama frustración de electores en EE.UU.

Washington, presidente estadounidense, Barack Obama, frustración, electores, recuperación económicaWashington, 4 nov .- El presidente estadounidense, Barack Obama, reconoció hoy la frustración de los electores con el lento paso de la recuperación económica.

El gobernante reiteró su disposición a trabajar con los republicanos en áreas en las que hay acuerdo.

Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, el mandatario instó a sus compatriotas a mantener la recuperación iniciada con su gobierno y aclaró que ningún partido está en capacidad de dictar el rumbo en el que se dirigirá el país.

Puntualizó que enfrentar la crisis "no es una competencia entre demócratas y republicanos".

El presidente manifestó su esperanza y disposición de trabajar con la oposición republicana para enfrentar la crisis económica, principal preocupación de los votantes y acentuó que no existe duda que la mayor preocupación de la población es la economía.

No hemos alcanzado suficiente progreso para satisfacer a los ciudadanos que no sienten ni ven el avance, precisó.

Demócratas y republicanos se pueden sentar a conversar sobre el área económica, agregó. En esta área, opinó, creo que podemos superar las diferencias que nos separan, pues nadie quiere ver un fracaso de la economía.

Señaló que asumía la responsabilidad de que la economía no haya avanzado lo suficiente y sostuvo que el mensaje de los votantes es que hay que centrarse completamente en el empleo y la economía.

Igual importancia que a la recuperación el presidente dedicó al desempleo. Pienso, agregó, que el seguro de desempleo es bueno para la economía. Quiero ver las propuestas republicanas para crear puestos de trabajo, subrayó.

Uno de los aspectos más esperado de la intervención de gobernante estaba relacionado con el terreno común donde pudieran entenderse ambas agrupaciones políticas y la Casa Blanca.

En sus declaraciones a los medios de difusión, Obama identificó entre las posibles áreas de colaboración en el Congreso la energética, el cambio climático y la educación.

Es necesario poner fin a la disputa política, dijo. Debemos ser fuertes y estar unidos. Podemos estar en desacuerdo, pero sin ser desagradables, agregó.

Asimismo expresó estar dispuesto a alcanzar compromisos en partes controversiales de la reforma de Salud, hacia la cual los conservadores enfilan sus cañones y quieren darle marcha atrás. (PL)