Correa obtuvo segunda plata del boxeo cubano

Beijing, 23 ago. El público no es juez, pero sabe de boxeo, dijo hoy aquí el mediano cubano Emilio Correa, poco después del abucheo de la afición reunida en el Gimnasio de los Trabajadores por el 14-16 que le privó del oro olímpico.

Los cuestionamientos comenzaron en el mismo primer acto, cuando expectadores y especialistas reunidos en la instalación consideraron apresurada la amonestación que costó dos puntos al boxeador de Cuba, quien sin mostrarse en su mejor forma cerró debajo 1-6 ante el británico James Degale.

Las críticas se acrecentaron en lo adelante, porque el europeo agarró sostenidamente, incluso después que el oficial le aplicara similar medida al cabo del tercer asalto, mientras que varios golpes que parecieron claros no contaron a favor de Correa.

Pudo y debió quitarle otro punto, incluso hasta descalificarlo, pero lo benefició dejando que el combate avanzara así, explicó el cubano, quien por otra parte reconoció haberse sentido presa de la desesperación por llegar al oro.

Pero no fue tanta como la injusticia que hubo sobre el ring, añadió el campeón panamericano, que insistió en lo apresurado de los puntos restados a su marcación en el capítulo de apertura y dijo haber experimentado cierto cansancio por los repetidos agarres.

Esa fue su táctica y logró el objetivo, aunque nunca dejé de luchar y el arbitró me quitó mucho tiempo de pelea real, puntualizó antes de recordar que en su encuentro precedente, en el torneo de Strandzha, Degale se comportó de manera similar pero intercambió más.

No pudo allí y ahora se dedicó a pelear menos y agarrar más, puntualizó, y agradeció el respaldo al pueblo chino, que coreó repetidamente el nombre de Cuba como compensación al veredicto que le dejó en una plata insuficiente para sus pretensiones.

Aun con claras lagunas técnicas y frenado por la situación imperante, el cubano hizo todo por el triunfo, pero a la postre su lugar en el podio fijó en dos los subtítulos de su escuadra, que perdió antes al mosca Andry Laffita, 2-8 a manos del tailandés subtitular universal Somjit Jongjohor.

Mañana la isla buscará cetros por intermedio del gallo Yankiel León y el welter Carlos Banteur, rivales en la jornada del adiós del mongol Badar-Uugan Enkhbat y el kazajo Bakhyt Sarsekbayev, por ese orden. (AIN)