España cerró 2009 con más de cuatro millones de desempleados

España cerró 2009 con más de cuatro millones de desempleadosMadrid, 30 ene .- España cerró 2009 con una tasa de desempleo de 18,83 por ciento de la población económicamente activa, con lo que el número de parados alcanzó los cuatro millones 326 mil 500, informaron fuentes oficiales.

En el año recién concluido, un millón 118 mil 600 personas engrosaron el ejército de desocupados, cifra que colocó ese índice en su nivel más alto desde el primer trimestre de 1998, cuando la tasa de paro llegó a situarse en el 19,41 por ciento. Se trata, además, de los datos más pavorosos en toda la serie histórica comparable, que arrancó en 2001, precisó este viernes la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La ocupación cayó 6,10 por ciento, equivalente a un millón 210 mil 800 trabajadores, y se colocó en 18 millones 645 mil 900 personas, lo cual representa el mayor descenso de la historia de este indicador, que comenzó a elaborarse en 1976.

Sólo en el cuarto trimestre de 2009, la cantidad de parados trepó a 203 mil 200 españoles, mientras que el de ocupados descendió en 224 mil 200, puntualizó la EPA.

En los últimos 12 meses, el número de hogares con todos sus miembros sin empleo se elevó a un millón 220 mil personas, para un incremento de 47,5 por ciento respecto a 2008.

De acuerdo con la encuesta del INE, unos 4,25 millones de familias no contaban con ninguno de sus miembros en activo al cierre de 2009, lo que significa una subida de 3,6 por ciento en el lapso evaluado.

La desocupación entre los hombres escaló a 703 mil 700 personas (41,63 por ciento) hasta dos millones 392 mil, mientras que entre las mujeres aumentó en 415 mil trabajadoras (27,32 por ciento) y sumó un millón 934 mil.

En 12 meses, la tasa de paro masculina se instaló en 18,64 por ciento y la femenina en 19,07 por ciento, señaló el organismo estatal.

Por sectores, el que más destruyó puestos laborales fue el de los servicios, con la pérdida de 449 mil 900 plazas, seguido de la construcción, donde 378 mil 100 personas se quedaron en la calle.

Desde el gobierno ibérico, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, admitió que, aunque constituye un dato malo, la EPA denota que ocurre una atenuación del desempleo.

Corbacho auguró que la creación de empleo será más lenta que la recuperación de la economía española, la cual, según su opinión, dejó atrás la recesión en los últimos meses de 2009.