Viceprimer Ministro de Cuba llama a incrementar la producción agroindustrial azucarera

La Habana, 22 nov.- Jorge Luís Tapia Fonseca, Viceprimer Ministro de Cuba, señaló este sábado la necesidad de recuperar los niveles productivos para que haya más caña, derivados, alimento animal y exportaciones de productos y servicios de la agroindustria azucarera.

Si esto no ocurre, es imposible aplicar la ciencia, la tecnología y la innovación, advirtió en una intervención en el II Taller sobre el desarrollo de la caña de azúcar con más ciencia, en presencia de Inés María Chapman Waugh, viceministra primera, y otros invitados.

Tapia Fonseca se preguntó cómo incrementar la producción cañera, y en ese sentido sugirió la introducción de nuevas variedades, la aceleración del Programa Azucarero y tecnologías adecuadas, aunque aclaró la existencia de avances en ese sentido.

En ese objetivo, incluyó la preparación de los cuadros, los vínculos con las universidades, el adiestramiento de los técnicos y especialistas de base, en torno a lo cual se recordó la inauguración en la provincia de Cienfuegos de una Escuela de Capacitación para productores cañeros de la región central del país.

Chapman Waugh se refirió también al hecho de que cada productor cañero debe dominar las experiencias de los resultados científicos y sus proyecciones a corto, mediano y largo plazos.

Solo bajo tales circunstancias puede haber logros superiores, mejores condiciones de vida en la comunidad, y en los centrales su correspondiente encadenamiento con otras industrias, dijo en el citado encuentro, efectuado en el Centro Nacional de Capacitación Azucarera.

También llamó la atención de que el empresariado en los municipios, debe ser abanderado de la implementación de la ciencia, la tecnología y la innovación, aún en medio de las afectaciones del nuevo coronavirus y del bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos.

Elba Rosa Pérez Montoya, Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, expresó su coincidencia con tales apreciaciones y su carácter multidisciplinario, lo que implica la utilización de un método científico en todo lo que se haga.

Elogió la existencia de un potencial de recursos humanos de consideración y condiciones para avanzar, a pesar de lo cual la gestión empresarial todavía carece del impacto previsible en la sociedad y en la economía, en particular en cuanto al cierre del ciclo investigación-producción- comercialización.

Julio Andrés García Pérez, Presidente del Grupo Azucarero AZCUBA, ofreció detalles del Programa Azucarero hasta 2030, sobre la base del incremento de los ingresos por exportaciones y la sustitución de importaciones.

Además, la diversificación de las producciones de la agroindustria, el fortalecimiento de su encadenamiento, a partir de un movimiento de innovación y transferencia tecnológica para su desarrollo sostenible, con participación e entidades de la ciencia, la inversión extranjera y la colaboración internacional.

En su último día de sesiones, el II Taller sobre el desarrollo de la caña de azúcar con más ciencia, contempló un intercambio sobre el impacto de la ciencia en cada proyecto de la agroindustria en 2020 y los correspondientes a 2021.

García Pérez y Eduardo Martínez Díaz, Presidente del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica BioCubafarma, suscribieron un convenio de cooperación. (ACN)(Foto: Archivo)