Urge mayor rigor en Camagüey ante incremento de casos de COVID-19

Camagüey, 9 ene.- Ante la dispersión de casos autóctonos de la COVID-19 en la provincia de Camagüey, principalmente en el municipio cabecera, el cual registra la mayor cantidad de positivos, autoridades sanitarias insisten en el control más riguroso de las medidas establecidas.

La región reportó en la última jornada seis contagiados, de ellos cinco autóctonos y uno importado, todos de esta ciudad, que en la primera semana de este mes totaliza 75 casos, explicó a la prensa Alfredo Leal Gutiérrez, jefe del Programa de Infecciones Respiratorias Agudas y Tuberculosis en el territorio.

En total permanecen ingresadas 202 personas, 23 provenientes de Ciego de Ávila, una de Holguín, e igual cantidad de Villa Clara y el resto de Camagüey.

Según la fuente, 133 pacientes son positivos en coronavirus SARS-CoV-2, todos aislados en instalaciones asistenciales y centros de bajo riesgo para asintomáticos, de ellos 19 pertenecen a la provincia avileña, cuatro son extranjeros, y los restantes 110 tienen residencia en territorio camagüeyano.

Para casos sospechosos y la vigilancia de niños se utilizan áreas del Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña.

Ninguno de los nuevos pacientes es reportado de grave hasta el momento, aclaró en una revista informativa de la televisión local.

Alertó sobre el aumento de las cifras que indican una dispersión importante dentro de la localidad y la provincia, y llamó a cumplir estrictamente los protocolos higiénicos sanitarios.

Los restantes municipios con casos confirmados en el citado periodo son Florida con ocho, Jimaguayú con tres, Minas, Carlos Manuel de Céspedes, Esmeralda, Najasa y Nuevitas, con dos casos cada uno, mientras, Sibanicú y Vertientes informan un caso cada uno.

Solo Guáimaro, Santa Cruz del Sur y Sierra de Cubitas no registran enfermos en los primeros días del presente calendario, pero sí tuvieron a finales del 2020, dijo Leal Gutiérrez, lo cual quiere decir que ninguna localidad escapa del padecimiento, de ahí lo necesario de las acciones de contención en todos los lugares.

El especialista en Higiene y Epidemiología aseveró que hoy muchas personas desobedecen las medidas orientadas para lugares públicos, como las colas para adquirir productos, donde no vale solamente el uso del nasobuco (mascarilla), pues urge también el distanciamiento ante uno de los mayores riesgos de contagio.

Como modos fundamentales de actuación reiteró el empleo del nasobuco, el lavado frecuente de las manos y el distanciamiento de más de un metro entre las personas en sitios de alta concentración -el que más se viola-, principales formas de prevenir la COVID-19, que manifiesta un rebrote en todo el país.