Ramiro Raúl, jubilado de sector pesquero da valor a la responsabilidad y el respeto

Santa Cruz del Sur, 18 ene.- En el descole del camarón rosado participó como obrero de la industria pesquera de este territorio santacruceño Ramiro Raúl Ortíz Segura.
“Aprendí como tantos otros compañeros a hacer bien el trabajo por la importancia que para la economía cubana tiene vender el producto en el exterior”, dijo.

Después por necesidad de la entidad, el entrevistado ocupó la plaza de estibador.

“Jamás recibí un regaño de ninguna de las personas que nos dirigían porque sé darle valor a la responsabilidad y al respeto. Cumplí con ambas cosas a la vez como me enseñaron mis padres”.

Con posterioridad, antes de prohibirse la captura del carey, ayudaba a su preparación.

“También descueré tiburones con un señor que apodaban Pepe Ligero. Trabajé mucho para ayudar al progreso económico de la Revolución Cubana”, declaró.

La familia de Ramiro Raúl laboró en la Empresa Pesquera e Industrial Sureña (EPISUR).

“Nuestra contribución, aunque sencilla, posibilitó como la de otros en la fábrica, en los barcos y en otras áreas, cumplir con las tareas. Ahora corresponde a los que allí continúan”, concluyó.