Proletariado santacruceño hacia formas superiores de organización laboral


Santa Cruz del Sur, 9 ago .- Desarrollar la eficiencia impulsa la natural voluntariedad de incrementar el mecanismo de las relaciones sociales. En la vanguardia de este andar, convertido en responsabilidad, va la clase obrera afiliada a los distintos sindicatos, dirigidos por la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Imágenes de Facebook

Juan Manuel Guerrero Guerra, secretario de la organización de masas en Santa Cruz del Sur, dijo, se mantiene la unidad como principio y guía, basada en los ejemplos de José Martí, Fidel Castro y Lázaro Peña. “Preservar las conquistas políticas, sociales y culturales de la Revolución es el fundamento más importante de la clase trabajadora”.

Los sectores estatales y cuentapropista apoyan los nuevos objetivos concretados en actualizar el modelo económico cubano. La diversificación de la propiedad y formas de gestión ayudarán a perfeccionar la economía en beneficio de la sociedad. Ha quedado claro que la propiedad social no desaparecerá jamás. Ni desistiremos de construir con el elemento mejor: el Socialismo.

El movimiento obrero santacruceño, dijo Guerrero, se encuentra sumido en materializar los acuerdos adoptados en el XX Congreso de la CTC. “La sindicalización es el encargo supremo. Son los cuadros en cada lugar los máximos responsables de atender a la membresía, orientarla, capacitarla y acoger a los nuevos obreros”.

La sequía no le ha arrancado la belleza al área verde que adorna la base del monumento dedicado a las más de tres mil víctimas del devastador huracán acaecido el nueve de noviembre de 1932. El azadón en manos de Andrés Naranjo Sotomayor es un instrumento imbatible.

“El jardín, observe, está cuidadito… Ya he recibido estímulos morales en las reuniones de la sección sindical. Me gusta esmerarme en homenaje a los fallecidos y las víctimas del fenómeno atmosférico”, refiere el obrero de la Empresa Comunales.

A escasos metros del balneario Las Brisas se encuentra una cafetería muy visitada: la Coco Mar, es joven como su dueño. Amauri González Fontanill ha adquirido cultura gastronómica. “Si no se atiende al momento al cliente se retira y es posible que no vuelva. Petición hecha requiere servicio inmediato. Todo avanza viento en popa si hay orden y deseos de atarearse. Soy otro de los sindicalizados del cuentrapropismo en el sector del Comercio. Deberes y derechos andan juntos”.

Con razón Rudy Morales Flores anda tan contento. Igual sentir se refleja en el resto de la tripulación del ferrocemento Argus 7. “Le aportamos a la industria 5,1 toneladas de langosta. Seguros estamos que antes de finalizar diciembre habremos cumplido el plan establecido”, señala este patrón de pupilas marineras, quien se satisface por dirigir la nave más productiva en la entidad pesquera e industrial (EPISUR).

Los porcentajes de amor saltan en los borbotones culinarios de la citada empresa. Sin ese sentimiento, a juicio de los conocedores del asunto, la sazón no quedaría con el gusto deseado. “El esmero es nuestro punto de partida para mantenernos recibiendo del gran colectivo laboral la habitual frase. ¡Qué rico les quedó todo!”, reveló Idalmis Abreu Lugones, ayudante de cocina.

Organizados en cada actividad ya sea estatal o no, la esencia será la misma en cada trabajador santacruceño: preservar la unida laboral, efectiva decisión para llevar a cabo las transformaciones estratégicas en la productividad, básica también en los ingresos personales. Seguiremos integrados al avance imprescindible, donde se requiere la integración en las dimensiones técnicas, cultural, social y económica. Iremos así hacia formas superiores de organización laboral.