Postura hacia Cuba entre desafíos de política exterior de Biden

Washington, 13 abr.- La postura de su administración hacia Cuba es uno de los principales desafíos de política exterior que enfrenta el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, considera la publicación The Hill.

 

El medio recordó que, durante su etapa como candidato presidencial, el mandatario demócrata dijo que en gran parte retomaría el enfoque hacia la isla adoptado por el exgobernante Barack Obama (2009-2017), quien abrió un proceso de normalización de relaciones bilaterales luego interrumpido por el republicano Donald Trump (2017-2021).

Pero The Hill señaló que, una vez en el cargo, Biden parece estar tomando un rumbo más cauteloso con relación al país caribeño, y apuntó que el actual ocupante de la Casa Blanca tiene ante sí el desafío de dar claridad sobre cuál será su posición sobre Cuba.

El medio indicó que el presidente norteamericano enfrenta presiones competitivas en torno a este tema, pues por un lado están halcones, en su mayoría republicanos, que quieren continuar con la línea dura de Trump; y por otro las voces que piden retomar el camino de Obama.

Los primeros incluyen a los senadores Ted Cruz, Marco Rubio y Rick Scott, conocidos representantes de una posición anticubana en el Congreso de Estados Unidos, quienes defienden agresivos castigos que han sido muy criticados a nivel internacional por golpear al pueblo de la isla.

Entre los segundos, en tanto, se encuentran 80 demócratas de la Cámara de Representantes que en marzo pasado escribieron una carta a Biden para solicitar un cambio de las políticas y restricciones impuestas a Cuba durante la administración precedente, a las que calificaron de crueles.

Los legisladores pidieron renovar el diálogo productivo con el Gobierno cubano en aras de ‘ayudar a las familias en dificultades y promover un enfoque más constructivo al volver rápidamente a la política de compromiso y normalización de las relaciones’.

The Hill reconoció que el tema de la postura hacia la nación antillana tiene motivaciones electorales, pues no sería tan importante si no fuera por el peso de los votantes cubanoamericanos en el estado clave de Florida.

De cualquier forma, recordó que la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo recientemente que un cambio hacia Cuba no se encuentra en la actualidad entre las principales prioridades del presidente estadounidense.

Además de la cuestión relacionada con la isla caribeña, otros retos de política exterior descritos por The Hill incluyen explorar un regreso al acuerdo nuclear con Irán, buscar progreso entre Israel y Palestina, y lo que el medio calificó como supuestas amenazas por parte de China y Rusia.

(Prensa Latina)