Miembros del Grupo de Puebla piden condonar deuda de Latinoamérica

Buenos Aires, 11 abr.- Los líderes progresistas que conforman el Grupo de Puebla pidieron en una reunión virtual de ese alianza condonar la deuda externa de América Latina en medio de los estragos económicos que causa la Covid-19.

En el tercer encuentro, que transcurrió desde horas de la mañana de este viernes por videoconferencia, unos 40 dirigentes, entre ellos el presidente argentino Alberto Fernández y más de 10 exmandatarios, abogaron por repensar estrategias y alternativas de cooperación, unidad y solidaridad para dar la batalla contra la pandemia que afecta al mundo.

La urgente necesidad de condonar la deuda externa de países de la región y trabajar de manera mancomunada porque, al decir de Fernández, de esta ‘nadie se salva solo’, marcaron la primera sesión de trabajo, abierta por el mandatario argentino.

‘Solo el Estado está en condiciones de enfrentar la epidemia. Se debe condonar la deuda de los países latinoamericanos, para construir condiciones para que los Estados tengan reservas para comprar suministros de salud’, apuntó durante su intervención la expresidenta brasileña Dilma Rousseff.

Por su parte el exgobernante dominicano Leonel Fernández consideró que ha habido ‘una reacción tranquila que ha mostrado la debilidad del sistema. Una vez que esto pase tendremos la necesidad de un nuevo orden geopolítico mundial’, dijo.

En tanto el exmandatario boliviano Evo Morales sostuvo que hoy ‘es importante que los organismos internacionales condonen las deudas. La vida no puede ser una mercancía, la salud no puede ser un negocio. La economía es importante, pero primero hay que salvar la vida’.

A su turno, el expresidente ecuatoriano Rafael Correa sostuvo que en el caso de su nación no se han tomado las medidas adecuadas y hoy el sistema de salud está colapsado. ‘Pasamos de una crisis a una catástrofe. Las medidas se tomaron tarde, no veo un horizonte donde se revierta la curva epidemiológica’, subrayó.

Durante la jornada de debates también habló la Secretaria ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, quien sostuvo que en estos momentos ‘se requiere solidaridad económica’ para salir de esta crisis con una región (América Latina) fragmentada sin la apropiada integración.

En tanto, otro de los promotores de esta alianza fundada en julio de 2019, el dirigente chileno Marco Enriquez-Ominami, manifestó la solidaridad de ese Grupo con el expresidente Rafael Correa, víctima de una persecución política y judicial, quien hace pocos días fue condenado en su país a ocho años de cárcel e inhabilitado para ejercer cargos por 25 años.

Se espera que al término de la videoconferencia se brinde una rueda de prensa por internet para dar las conclusiones del encuentro, que en un inicio estaba previsto para marzo en la ciudad de Santa Marta, Colombia, y por la pandemia se buscó esta alternativa. (Prensa Latina)