La Tierra de los Gemelos está en Brasil

Cândido Godói , Brasil, 14 oct.- Este remoto municipio del sur de Brasil de poco más de 6.500 habitantes, situado en el estado de Río Grande do Sul, en la frontera con Argentina, es conocido como “la capital mundial de los gemelos”.

Actualmente hay cerca de 90 pares de gemelos en Cândido Godói, informan fuentes de su Cámara Municipal.

Y solamente en la localidad de Linhao São Pedro, que pertenece a dicho municipio, hay 44 pares de gemelos registrados.

Esto significa que una de cada 10 mujeres da a luz a mellizos idénticos en este lugar, lo cual lo convierte en el pueblo con la mayor cantidad proporcional de gemelos del mundo.

Y si se mira desde la perspectiva histórica el fenómeno es más impresionante aún: el 35% de los nacidos en Cândido Godói entre 1959 y 2014 fueron gemelos, aseguran fuentes del ayuntamiento.

Pero no sólo las cifras muestran cuán sorprendente es lo que ocurre en el pueblo brasileño, sino también el hecho de que la mayoría de los hermanos idénticos son rubios y de ojos azules.

¿Simple coincidencia?

La extraña situación ha sido causa de diversas hipótesis e investigaciones desde que este hecho saliera a la luz, hace ahora seis años.

El periodista e historiador argentino Jorge Camarasa, especializado en el éxodo nazi a Sudamérica, fue uno de los primeros en intentar resolver el misterio.

Y llegó a la conclusión de que la causa del número de “gemelos arios” de esta pequeña localidad brasileña fueron los macabros experimentos del médico nazi Josef Mengele, el “Ángel de la Muerte”.

Según relató Camarasa en su libro “Mengele: el Ángel de la Muerte de Sudamérica” (2009), el objetivo del subordinado de Hitler era crear una raza superior.

Para ello, hizo del poblado brasileño un laboratorio humano, utilizando a sus habitantes como conejillos de indias.

Mengele era el médico a cargo del campo de concentración y exterminio de Auschwitz pero, después de la caída del Tercer Reich, se exilió en Sudamérica.

Y precisamente a partir de 1963, tras la llegada del sádico galeno, la cifra de partos de gemelos comenzó a dispararse en el municipio.

Camarasa llevó a cabo una investigación entrevistando a cientos de personas para averiguar la razón de la alta tasa de nacimientos de gemelos.

Según el periodista e historiador, el objetivo final de Mengele era “crear una raza superior, incrementando el número de niños arios”.

Y estaba obsesionado con la experimentación con mellizos.

¡Gemelos, gemelos!

Eva Mozes Ko, y su hermana gemela, Miriam -que ahora tiene 81 años de edad-, sobrevivieron al Holocausto y a los experimentos con mellizos del médico nazi.

En su biografía, Eva cuenta que sólo tenían 10 años cuando fueron capturadas por los nazis.

“De pronto, apareció Mengele gritando en alemán “¡Zwillingen, Zwillingen!” (¡gemelos, gemelos!). Se detuvo frente a nosotras y mirándonos a mi hermana y a mí, preguntó si éramos gemelas”.

“Un oficial de las SS ordenó a mi madre: ¡responda sí o no! Y nos separaron de ella cuando contestó que sí”, relata.

“Hay testimonios de que atendía a las mujeres embarazadas y les daba drogas y preparaciones. Hablaba en esos años -alrededor de 1960- de inseminación artificial de seres humanos y, por eso, seguía trabajando con animales”, cuenta Camarasa en su libro.

“Decía que podía producir vacas y mellizos varones“, agrega.

Camarasa se valió de la ayuda de la doctora brasileña Anencia Flores da Silva para realizar la investigación.

Y la conclusión fue que el aumento del número de gemelos coincidía con la llegada al poblado de Rudolph Weiss, uno de los sobrenombres por los que era conocido Josef Mengele.

Un documental de National Geographic, ”Los gemelos de Mengele”, también se adentró en esta extraña historia en 2009.

Según el documento videográfico, en la localidad brasileña había entonces 44 niños gemelos, y nadie sabía a ciencia cierta por qué -incluso algunos sostenían que se debía a armas nucleares, a extraterrestres o a la composición del agua.

“A principios de 1960, en Cândido Godoi se produjo la explosión de nacimientos de gemelos. No hay una explicación razonable sobre lo que pasa”, recordaba Camarasa al ser entrevistado por National Geographic, poco antes de publicar su libro.

Sin embargo, tras realizar pruebas sanguíneas a los habitantes del pueblo y análisis genéticos, resultó que la proliferación de gemelos podría no tener nada que ver con la manipulación de los genes de la que hablaba el historiador argentino.

“Efecto Fundador”

La genetista Lavinia Schuler-Faccini de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRG) analizó exhaustivamente el caso.

Había comenzado sus investigaciones en los 90 el pasado siglo, pero las retomó tras la polémica suscitada por el libro de Camarasa.

Llegó a la conclusión de que la causa de tal número de gemelos era que todas las familias estaban emparentadas, lo que se conoce como el “efecto fundador”.

“La comunidad nos buscó porque no se conformaba con la tesis sobre Mengele”, contó la científica.

En su estudio, que tituló “Análisis genético y epidemiológico de la ciudad de Cândido Godoi”, analizó los factores genéticos detrás del boom de gemelos y desmintió la teoría de Camarasa.

Schuler-Faccini identificó el gen TP53, común en las 42 madres de gemelos investigadas y relacionado, supuestamente, con la fertilidad.

“Es un gen que predispone al embarazo de gemelos, pero que no es determinante”, dijo la experta.

La genetista también explicaba que los embarazos gemelares en ese lugar eran anteriores a 1960, lo cual también se opondría a la teoría del historiador argentino.

Variedades de gemelos

Ursula Matte, bióloga molecular del Servicio de Terapia Genética del Hospital de Porto Alegre, Brasil, también investigó el caso.

Matte descubrió que, entre 1990 y 1994, el índice de gemelos nacidos en Brasil no superaba el uno por ciento. Sin embargo, en Cândido Godoi, la cifra alcanzaba el 10 %.

Pero Matte aseguraba que “lo más intrigante no era sólamente la tasa del nacimiento de gemelos, sino sus variedades”.

Según Matte, el 40 % de los gemelos nacidos allí eran idénticos (monocigóticos) y el 60 % no lo eran (dicigóticos).

Mattie y Schuler-Faccini realizaron después una investigación conjunta, analizando los apellidos de la “ciudad de los gemelos” en una investigación publicada en 2011.

“Los resultados sostienen la hipótesis del “efecto fundador”, lo cual explica la alta tasa de gemelos”, reza el informe.

Factor genético

“La mayoría de los gemelos que observamos en Cândido Godoi se agrupan en familias, y ha sucedido así durante un largo periodo de tiempo (mucho antes que Mengele). Esto apunta a un factor genético”, le dijo Matte a BBC Mundo.

“Definitivamente, no tiene nada que ver con los nazis. Principalmente, porque esta tendencia es anterior a ellos y porque no habrían tenido la manera de lograr algo así en aquella época”, agregó.

Matte también le explicó a BBC que “la mayoría de los gemelos se trasladó a otros lugares, lo cual es común en pequeñas localidades rurales”.

“Tal vez hay alrededor de diez gemelos vivendo ahí ahora, en edad escolar o mayores. Tienen una fiesta [de gemelos] cada dos años y la mayoría de ellos van allá para participar en el evento y visitar a sus familias, que todavía viven en el pueblo”, explicó la genetista.

Sin castigo final

Sin embargo, Camarasa no terminaba de convencerse.

“La hipótesis que planteé sobre la intervención de Mengele sigue siendo válida, en tanto que no haya otra que la descarte de manera convincente”, le dijo al periódico argentino El Territorio en 2013.

Camarasa explicó que recogió los testimonios de quienes habitaban en el territorio durante aquella época.

Pero el periodista argentino no pudo continuar con sus investigaciones; muró de un paro cardíaco a sus 61 años de edad, en marzo de 2015.

Curiosamente, la misma causa que había llevado a la tumba a Mengele en 1979, mientras se bañaba en una playa de Brasil.

Enterraron al “Ángel de la Muerte” con el nombre de Wolfgang Gerhard.

Nunca fue juzgado por sus crímenes. (Tomado de Cubadebate/ Con información de BBC Mundo)