Joven norteamericano se acerca al pueblo de Cuba desde una bicicleta

Bayamo, 25 sep.- El joven norteamericano Damián Joel Suárez, quien estudió Medicina en Cuba, inició en esta ciudad oriental un recorrido en bicicleta para conocer el interior de la mayor de las Antillas.

Graduado de médico en julio último, en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), de la capital isleña, Suárez comenzó el periplo este jueves, tras argumentar que “La Habana es Cuba, pero Cuba no es La Habana.”

En declaraciones a la prensa, explicó que realizó una buena preparación física y está contento por la posibilidad de apreciar de cerca a la mayor parte de la Isla, además de fomentar nuevas amistades.

Agregó que irá de pueblo en pueblo, dormirá en casas de amigos o de familiares de ellos, lo cual no es posible hacerlo en muchas partes del planeta.

El jueves conoció la ciudad de Manzanillo y el poblado de Campechuela; este viernes tiene previsto llegar hasta Pilón, todos en la provincia de Granma; luego andará por el sur de la emblemática Sierra Maestra, y subirá al Pico Real del Turquino, el más alto del país.

Suárez comentó que, como parte de la preparación previa, paseó por la ciudad de Bayamo, la cual le gustó mucho, sobre todo el boulevard, el único museo cubano de estatuas de cera, la casa natal de Carlos Manuel de Céspedes —Padre de la Patria—, la Catedral y la mítica Plaza de la Revolución.

Calificó de impresionantes los murales que adornan a la capital de Granma y las presentaciones artísticas en las calles, lo cual, dijo, facilita el acceso de todo el pueblo a la Cultura.

También elogió los sitios históricos del poblado intramontano de Guisa, a poca distancia de Bayamo.

Respecto a las relaciones Cuba-Estados Unidos, consideró positivo lo realizado hasta ahora, pero opinó que está por verse si la potencia norteña está dispuesta a tolerar la soberanía de la nación caribeña.

Después de visitar más de 20 naciones, recalcó, puedo afirmar que Cuba es uno de los países más tranquilos, aquí los niños juegan en las calles sin peligro alguno, y los jóvenes tienen acceso a la educación, algo no muy frecuente en otras partes.

Lo más importante de Cuba, señaló, es que la gente te acepta como eres y te trata como un familiar cercano.

Explicó que los norteamericanos graduados en la ELAM deben revalidar el título en Estados Unidos para poder ejercer la profesión en su país, como los egresados de cualquier Universidad. (AIN)