Comunidad Iberoamericana de Naciones demanda acceso equitativo a vacunas contra la COVID-19

Andorra la Vieja, 22 abr.- Los 19 países de América Latina y el Caribe, España, Portugal y Andorra reclamaron un acceso universal a las vacunas contra la COVID-19 y llamaron a los países ricos a evitar su acaparamiento.

Esa es una de las principales demandas recogidas en la declaración final de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que sesionó este miércoles de manera semipresencial en el Principado de Andorra, microestado situado entre España y Francia.

En su acuerdo, los 22 miembros de la también conocida como Comunidad Iberoamericana de Naciones pidieron que el acceso, la compra y distribución de vacunas sean universales, y se impida el monopolio de las dosis por parte de las naciones desarrolladas.

Evitar el acaparamiento de esos viales por aquellos países que “tienen mayor poder o influencia económica, para que no prevalezcan, de este modo, los intereses financieros sobre la salud pública”, reza el texto consensuado por el mecanismo de cooperación.

Los mandatarios abogaron por el fortalecimiento del multilateralismo e instaron a la comunidad internacional y a la industria farmacéutica a enfrentar el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, de forma más equitativa y solidaria.

“Los efectos devastadores de la pandemia requieren una respuesta global, coordinada, solidaria y mancomunada, que enfrente el gran reto de la reconstrucción inclusiva y resiliente de nuestras economías, y afiance el desarrollo sostenible y principalmente la lucha contra la pobreza y la desigualdad”, sostienen.

Insistieron en propiciar una distribución urgente y equitativa de vacunas seguras y eficaces en el marco de los esfuerzos que lleva adelante la alianza Covax, donde están comprometidos 190 países bajo el auspicio de la Organización Mundial de la Salud.

Durante la sesión plenaria de este miércoles, los líderes latinoamericanos coincidieron en sus intervenciones, la mayoría por videoconferencia, en que no llegan a la región suficientes preparados, esenciales para acabar con la pandemia e iniciar la recuperación.

Las naciones industrializadas “han desarrollado políticas de acaparamiento (de las vacunas) en contradicción con la solidaridad humana”, expresó el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader.

“Los países ricos, que representan el 16 por ciento de la población, tienen el 54 por ciento de las vacunas, y tienen más de las vacunas que necesitan, es necesario que juntos levantemos la voz ante esta circunstancia”, abundó su homólogo de Costa Rica, Carlos Alvarado.

“Triunfaremos juntos o fracasaremos separados. La decisión es sólo nuestra”, advirtió el mandatario dominicano, quien tomó en Andorra el mando de la Secretaría pro tempore para organizar la próxima Cumbre, que tendrá lugar en 2022 en la isla caribeña. (PL)