Alientan creación de pequeñas y medianas empresas en centros de agencia de energía nuclear

La Habana, 24 ene.- La Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada (AENTA) debe evaluar la posibilidad de crear pequeñas y medianas empresas (Mipymes) en sus centros e instituciones, sugirió José Fidel Santana Núñez, viceministro primero de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

En concordancia con el proceso de perfeccionamiento del modelo económico nacional, pueden contribuir a ofrecer un paquete de servicios de mayor valor agregado y solvencia a las entidades que aplican las tecnologías nucleares en el país, dijo Santana Núñez en la asamblea anual 2021 de la AENTA.

Los colectivos de esta última no deben perder en ningún momento su capacidad creadora en la gestación del Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación y, por el contrario, exigir un nivel más elevado de integración, aclaró en el encuentro, efectuado en Hotel Tryp Habana Libre.

Recomendó también aprovechar al máximo las oportunidades que brindan los proyectos internacionales de financiamiento y hasta formar grupos especializados en su estudio, tratamiento y aplicación.

La colaboración en ese nivel es esencial para la agencia, sobre todo con la Federación de Rusia y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), aclaró Gladys López Bejerano, presidenta de la AENTA y diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular, en una de sus intervenciones en la reunión.

Un recuento de los resultados el año pasado de la institución reveló que presentó al grupo de expertos para su evaluación 31 Resultados Científicos, cinco Premios a la Academia de Ciencias de Cuba y uno al Nacional de Innovación, a pesar de las limitaciones de la pandemia de la COVID-19 y el acoso criminal del bloqueo del gobierno de Estados Unidos.

No obstante, sus tres objetivos esenciales alcanzaron una calificación de positiva, entre ellos, la sostenibilidad de la organización a partir del incremento de las producciones especializadas, los servicios científico técnicos y el impacto de los proyectos nacionales e internacionales, vinculados a las prioridades del país.

Además, la implementación de las políticas sobre Ciencia, Tecnología e Innovación y el perfeccionamiento de su estructura, que puede conducir a la formación de un Órgano Superior de Dirección Empresarial (OSDE), del Sistema Empresarial Cubano.

Sus proyectos están dirigidos hacia la obtención de logros que tributen a las prioridades en los sectores de la salud humana, seguridad alimentaria, la protección del medio ambiente y cambio climático, la seguridad radiológica, el uso eficiente de la energía, la automatización, la gestión de la información y las ciencias básicas.

Solo en el caso de aportes relevantes de proyectos del Programa nacional de Nanociencias y Nanotecnologías, figuraron la determinación de mecanismos histopatológicos del virus SARS-CoV-2 en múltiples órganos por medio de la inmunofluorescencia indirecta.

Igualmente, solución productiva nacional para el diagnóstico por PCR-RT, basada en el Diagnosticador para extracción magnética de ARN-CEA-NANO+ RNA 3.0, SARS-CoV2: Microscopía de Alta Resolución. Una contribución desde la nanobiomedicina al control de la pandemia en Cuba.

Incluso, evaluación y cuantificación de la contaminación por micro plásticos en tres playas de la zona central de Cuba y otras de interés nacional, algoritmos para el mejoramiento de micro-imágenes de virus, nanocompuestos con propiedades superparamagnéticas y adsorbentes para remoción de contaminantes.

(ACN)