Nuevo reglamento ajusta comercialización agropecuaria

La Habana, 6 nov. -Un nuevo reglamento publicado hoy  por la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 35 entró en vigor a fin de eliminar mecanismos que actualmente entorpecen la comercialización agropecuaria y hacerla más dinámica, eficiente y flexible.

Según indica el diario Granma este miércoles, estas nuevas fórmulas en la comercialización de productos agropecuarios se desarrollarán experimentalmente en las provincias de La Habana, Artemisa y Mayabeque.
   
Tomando en cuenta la diversidad que caracteriza el entramado comercial de productos agropecuarios en Cuba, con esta decisión se pretende estudiar a escala territorial otros modos de hacer en este proceso que permitan modificar, ampliar, perfeccionar y luego extender la experiencia al resto de las provincias del país.
   
Estas disposiciones están dirigidas a propiciar mecanismos de gestión más ágiles que contribuyan a reducir pérdidas en el proceso de comercialización y simplifiquen los vínculos entre el productor agropecuario y el consumidor final, incluyendo la posibilidad de que los productores concurran al mercado con sus propios medios.
   
Igualmente, liberar la comercialización de los productos agropecuarios de forma tal que, una vez cumplidos sus compromisos contractuales con el Estado, los productores tengan la posibilidad de vender y comprar las producciones a quien deseen, incluidas entidades estatales.
   
Estos cambios responden a la necesidad de ordenar y perfeccionar la red comercial de productos agropecuarios —tanto mayorista como minorista—, haciéndola más asequible para productores y consumidores, y también más competitiva entre todas sus formas.
   
Roberto Pérez Pérez, jefe del grupo de Política Agroindustrial de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, declaró a Granma que no es de esperar que en un corto plazo, solo con esta medida, se incremente la oferta de los productos y se logre la tan ansiada disminución de los precios.
   
No obstante, esta transformación resulta imprescindible, pues influirá positivamente sobre los productores, quienes podrán comprobar de una manera directa y transparente las ventajas económicas que ofrecen las nuevas formas de comercialización, añadió Pérez Pérez.
   
Este particular, unido a la aplicación de otras políticas aprobadas, deberá conducir progresivamente al incremento y diversificación de la producción, así como también de la oferta en los mercados, lo cual debe favorecer la disminución de los precios, señaló el funcionario.(AIN)