Sudáfrica pone en alto amistad con Cuba

Sudáfrica pone en alto amistad con Cuba Johannesburgo, 26 ago .- Sudáfrica puso hoy en alto su entrañable amistad con Cuba, al celebrar el 60 aniversario del Asalto al Cuartel Moncada con una actividad llena de colorido, emociones y solidaridad.

Una demostración del excelente estado de los nexos bilaterales con el apoyo al fin del bloqueo impuesto por Washington a Cuba y a la liberación de los luchadores antiterroristas presos en Estados Unidos, destacada por el embajador Carlos Fernández de Cosío.

El jefe de la misión diplomática cubana en Sudáfrica tuvo a su cargo las palabras de cierre del segmento político del acto, efectuado en el centro recreacional Brammfontein de Johannesburgo ante más de 200 personas.

Empero, lejos de formalidades y protocolos, el encuentro estuvo marcado por la impronta de los sudafricano de abordar todas las temáticas de la vida con cantos y danzas. En esta ocasión, con la alegría desbordante que ameritaba el hecho.

La evocación a la gesta que abrió el camino al triunfo de la Revolución cubana; la guerra psicológica y mediática de diversas administraciones norteamericanas, y la colaboración en salud y educación de la isla caribeña en el mundo, dominaron los discursos.

Capítulo especial para la asistencia internacionalista de Cuba en el terreno militar, con particular acento en Angola y la memorable batalla de Cuito Cuanavale. "Sin los cubanos, ahora no estaríamos aquí celebrando", coincidieron varios oradores.

Souy Mapaila, segundo vicesecretario general del SACP (Partido Comunista de Sudáfrica), se pronunció en tal sentido.

Las referencias al fin del régimen del apartheid y a la propia liberación de Nelson Mandela tras 27 años de encarcelamiento, así como la independencia de Namibia, fueron asociadas con el peso del papel de Cuba en Africa.

Bajo el auspicio de FOCUS (Friends of Cuba Society), sindicatos y organizaciones sociales, un grupo de representantes sudafricanos departió con diplomáticos de la Isla en Sudáfrica, médicos y cooperantes de la esfera de la construcción.

Entre los invitados se encontraban Boti Manamela, secretario general de la Liga Juvenil Comunista de la nación austral, la embajadora de Venezuela aquí, Mairin Moreno, y figuras del Congreso Nacional Africano (ANC, de Gobierno).

Además, delegados del Sahara Occidental y numerosos líderes sindicales. (PL)