Efectos del cambio climático requieren de más atención

La Habana, 12 abr. -El cambio climático requiere de una singular atención con vistas al desarrollo sostenible de Cuba, dado el carácter multiplicador de sus impactos y la alta vulnerabilidad del archipiélago cubano, opinó un especialista en la materia.

Para el doctor José A. Díaz Duque, del Departamento de Geociencias del Instituto Superior Politécnico José A. Echeverría, en la capital, por su situación geográfica en el Mar Caribe, el territorio nacional y sus ecosistemas experimentarán las consecuencias de esas transformaciones.

Estas influirán en la calidad de sus principales productos agrícolas y pesqueros, comentó el experto a la AIN, y subrayó que la agricultura exigirá una mayor demanda de los suelos y el agua, debido a las variaciones de las condiciones climáticas.

Precisó que el sistema productivo de la Isla debe integrar todos los conocimientos acerca de los recursos naturales y los servicios que prestan,  con vistas a identificar y seleccionar las medidas y acciones correspondientes.

Díaz Duque añadió que en ese sentido el objetivo es garantizar el suministro de los medios requeridos, que posibiliten alcanzar una satisfactoria calidad de vida en la población, actual y futura, en correspondencia con el modelo de desarrollo sustentable del país.  
 
El Programa cubano para el enfrentamiento al cambio climático y los estudios territoriales de riesgos son una fortaleza de la nación, y muestra de lo alcanzado en integración y uso del conocimiento científico en la solución de problemas del entorno, de acuerdo con expertos locales.

Son elementos estratégicos en la preparación de la sociedad la educación ambiental, la formación, la capacitación y la divulgación sobre esa labor y sus resultados, especificaron al intervenir en el IX Congreso de Ciencias del Mar, efectuado a fines de 2012 en La Habana.

En el caso de Cuba se estima que en 2050 podría quedar sumergido un 2,32 por ciento de su territorio, que dañarían 79 asentamientos costeros y 15 desaparecerían, aunque ya comenzaron a aplicarse medidas para paliar esa situación. (AIN)