Aumenta índice de boscosidad en la cuenca del Toa

Aumenta índice de boscosidad en la cuenca del ToaGuantánamo, 4 feb .- El índice de boscosidad de la guantanamera Cuenca del Toa, una de las 10 priorizadas por el Estado en esta ínsula caribeña, alcanza actualmente el 92 por ciento y aumentará ostensiblemente a fines de la actual década.

Juan Carlos González, secretario ejecutivo del Consejo Específico de ese accidente hidrográfico, precisó a la AIN que se labora para elevar hasta 95,5 ese porcentaje, en coincidencia con el arribo del año 2020.

Explicó que uno de los factores que contribuirá a ese logro es la siembra de árboles autóctonos, la detención de la tala indiscriminada y furtiva, y la forestación de la franja hidrorreguladora de de las abundantes corrientes fluviales que bañan esas serranías.

Citó además el diagnóstico del ordenamiento territorial de la cuenca, conformada por el río más caudaloso de Cuba y sus 70 afluentes, y en la cual se asientan las pluvisilvas (bosques tropicales lluviosos) mejor conservadas del país.

Precisó que esa tarea la acomete la Dirección Provincial de Planificación Física y constituye una guía para preservar los recursos de la que, después de los ciclones, es considerada la mayor fábrica de agua del archipiélago.

Una muestra de que esa tarea avanza ventajosamente es que en Cuba, en general, el mencionado índice es del 27,7 por ciento y se prevé, según la dirección forestal del Ministerio de la Agricultura, alcanzar en la cuenca el 29, 3 por ciento en 2015.

Fue esa la meta con que se comprometió el país en la Conferencia de Río de Janeiro, en 1992.

En época tan temprana, como 1945, el desaparecido científico cubano Antonio Núñez Jiménez, fundador de la Sociedad Espeleológica de Cuba, realizó la conocida Expedición Geográfica a Oriente, la cual incluyó la cuenca del Toa, cuyo río principal navegó en bote.

Actualmente esas áreas se mantienen bajo protección y vigilancia del Cuerpo de Guardabosques, con el fin de preservar sus elevados niveles de diversidad biológica, y recursos económicos, gran parte de ellos madereros y de la minería.

Durante 2012 se aprobó el Programa Integral de Manejo Forestal de esa región, considerada uno de los grandes pulmones del archipiélago, por la gran cantidad de oxigeno que expulsa a la atmósfera sus exuberantes arboledas. (AIN)