Solidaridad,clave de nuestra libertad, afirma antiterrorista cubano

Montreal, Canadá, 28 ene. – La clave de nuestra inevitable libertad reside hoy en que siga creciendo la solidaridad en todo el mundo, afirmó Gerardo Hernández, uno de los cinco antiterroristas cubanos arrestados desde 1998 en Estados Unidos.

En un mensaje enviado a propósito de la inauguración en la ciudad canadiense de Montreal de su exposición de caricaturas Humor from my pen, Hernández destacó que es un aficionado al arte y dibuja, aun sin las condiciones apropiadas, como una manera de expresarse.

"Alguien dijo una vez que el humor libera, para mí es algo que nos transporta al menos por unos momentos fuera de las paredes donde hemos sido injustamente encarcelados durante casi 15 años", señaló.

Hernández agradeció igualmente el esfuerzo del Conseil Central du Montréal Métropolitain de la Confédération des Syndicats Nationaux (CSN-Québec), así como al Comité Fabio Di Celmo pour les 5 de la Mesa de Concertación de Solidaridad Québec-Cuba.

"Y a todos los que han trabajado para que esta exposición sea una realidad", precisó el texto, leído por el escritor Arnold August, en representación del Comité Fabio Di Celmo.

Más de un centenar de personas asistieron a la apertura de esta muestra (por primera vez en Montreal), pese al récord de temperatura de 40 grados centígrados bajo cero, según acotó en sus palabras Dominique Daigneault, secretaria General del Conseil Central.

La sindicalista explicó que el CSN ha apoyado a Cuba por mucho tiempo y en particular la causa de Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González "en la lucha contra su injusto encarcelamiento".

Debe hacerse justicia y lograr que la verdad se dé a conocer, subrayó Daigneault, quien unió su firma a la de unas 150 personalidades de Quebec que están a favor de la liberación de los Cinco, como se les conoce a nivel mundial.

Por su parte, el cónsul General de Cuba en Montreal, Alain González, recordó que el joven italiano Fabio Di Celmo fue asesinado por una bomba colocada en un hotel de La Habana, como consecuencia de los planes criminales fraguados desde Estados Unidos contra la isla caribeña.

Los Cinco cubanos fueron decididos a detener este tipo de actividades al infiltrar los grupos terroristas en Miami, subrayó el diplomático.

Al término de la velada el escritor August preguntó a los asistentes "qué más podemos hacer para continuar la lucha para liberar a los Cinco cubanos".

En respuesta, instó a los presentes a organizar una delegación de Quebec para participar en la próxima jornada solidaria que se celebrará en Washington a finales de mayo y hasta el 5 de junio, precisó un comunicado difundido en la página digital del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco.

Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René, nunca pusieron en peligro la seguridad nacional estadounidense y fueron condenados en diciembre de 2001 por delitos que no cometieron.

En 2005 un panel de la ONU concluyó que su detención era arbitraria e ilegal y recomendó remediar esa situación, lo cual ha sido desoído hasta el momento por la Casa Blanca.

Gerardo Hernández fue condenado a doble cadena perpetua más 15 años, mientras que Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González fueron resentenciados en 2009 a 30 años; 21 años y 10 meses, y a 17 años y nueve meses, respectivamente.

René González cumplió su sentencia en la cárcel en 2011 y desde octubre de ese año permanece bajo libertad supervisada en territorio estadounidense, lo cual se considera una condena adicional.(PL)