Yanet Bermoy le da a Cuba primera medalla en Londres

Yanet Bermoy le da a Cuba primera medalla en LondresLondres, 29 jul .- En un combate como para comerse las uñas, de esos en los que se eriza la piel y entran ganas de cerrar los ojos, la cubana Yanet Bermoy cayó en la final de los 52 kilogramos de los Juegos Olímpicos de Londres ante la coreana democrática Kum Ae An.

El pleito resultó parejo. Ambas lo intentaron, aunque cada esfuerzo fue en vano durante el período reglamentario. Y la decisión llegó en tiempo extra. Una acción comenzada por la cubana tuvo una rápida respuesta de la asiática: perder el agarre del judoguis nunca significó tanto para la cienfueguera. La árbitro levantó su mano derecha a la altura de su cintura dejando nuevamente sin esperanzas doradas a Cuba: yuko.

Vale decir que Kum iba por su desquite, pues en Beijing había quedado en la segunda plaza en esta división. Mientras, poco le faltó a Bermoy para el resarcimiento, pero tendrá que esperar nuevamente.

Sin embargo, aplausos por una muy destacada actuación. Tras Beijing, mucho cambió en su carrera deportiva. Eliminaciones de técnicas en el judo que nada le favorecieron. Giras de pobres resultados. Incluso pérdida de confianza. Pero, como el agua, todo tomó su nivel. La presea le llega con merecimiento pleno.

Tiempo le resta para tocar esa única gloria que le falta. Sus 25 años de edad le brindarán nuevas opciones. Quedan caminos por descubrir. Río de Janeiro dictará otra sentencia.

En este peso, los metales bronceados le correpondieron a la francesa Priscilla Neto y la italiana Rosalba Forciniti.
Otra vez, Japón no pudo

En la división de los 66 kg para hombres resultó campeón el joven georgiano Lasha Shavdatuashvili, quien se mostró imbatible en todo el torneo. En la final derrotó a Miklos Ungvari, de Hungría.

Lo llamativo es que Japón no pudo llegar a la final y su representante titular planetario, Masashi Ebinuma, tuvo que conformarse con el bronce. El otro tercer puesto recayó en el coreano del sur Cho Jun-Ho. (Tomado de Cubadebate).