Tiradores deportivos cubanos con reto inmenso en Londres 2012

Eglys CruzEnorme es el reto de los tiradores deportivos cubanos clasificados para los Juegos Olímpicos de Londres. Tras la medalla obtenida en Beijing, esta vez el objetivo es mantener su aporte al medallero y mejorar el resultado. Tal responsabilidad recae en los experimentados Eglys Cruz, Leuris Pupo y Guillermo Alfredo Torres, así como en la debutante Dianelys Pérez.

Eglys logró en la competencia del 2008 una medalla de bronce que dejó boquiabiertos a muchos. Y a pesar de haber ganado los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007 (anteriormente lo había hecho en Santo Domingo 2003) casi nadie le daba opciones de incluirse en el podio. Pero el gran suceso se presentó en la final del fusil de aire 3×20 a 50 metros, con una puntuación de 687,6 puntos.

Sin embargo, parece que los mejores momentos de la chica ecuánime y de bella sonrisa pasaron. En Guadalajara se fue sin títulos (alcanzó dos platas), y en la modalidad que le dio la medalla olímpica reinó otra cubana que viene con la puntería fina: Dianelys Pérez. Esta joven de 23 años de edad ganó sorpresivamente el único oro del tiro deportivo en los finalizados juegos múltiples continentales con aceptable marca de 582.

En los eventos de preparación rumbo a la magna cita, la estudiante de psicología ha vuelto a derrotar a Eglys, aunque a decir verdad sus marcas están algo distantes de la élite. Mucho tendrán que trabajar ambas. La experimentada, por igualar su resultado; la más joven, por multiplicarlo. En este momento, es muy difícil que alguna vea desde el podio cómo alzan nuestra bandera. Pero en el tiro siempre hay que darle espacio a la duda. También participarán en la prueba de fusil neumático a 10 metros.

Otro que destaca por tener cientos de kilómetros recorridos es Leuris Pupo. Su presencia en la capital británica significa su cuarta incursión en estos eventos. Fue noveno lugar en Sydney 2000 y octavo en Atenas 2004, y aunque no tuvo una buena actuación en Beijing, el quinto lugar logrado en la Copa del Mundo de Munich, este año, es un espaldarazo a sus aspiraciones.

Su modalidad, pistola de tiro rápido a 25 metros, cuenta con un nivel de ensueño. Por ello, cada proyectil debe tener su toque mágico para anclar en el medio de la diana.

El cuarto y último representante cubano en esta disciplina es Guillermo Alfredo Torres, un escopetero que irá a su sexta participación. Comenzó en Moscú 1980 (sexto lugar), obtuvo el cuarto puesto en Barcelona 1992, y a partir de ahí sus actuaciones han sido discretas hasta llegar a Atenas, ya que no concursó en Beijing. Entre sus avales cuentan el oro de los Juegos Panamericanos de La Habana con récord mundial incluido, medallas en Campeonatos y Copas del Mundo y títulos en eventos regionales.

Pese a que sus mejores momentos competitivos emergieron en la década de los noventa, habrá que esperar para ver si iguala las medallas obtenidas por Roberto Castrillo (segundo lugar en Moscú 1980) y Juan Miguel Rodríguez (bronce en Atenas 2004).

(Tomado de Cubadebate)