Sudcorea superó a Japón y avanzó a semifinal del Clásico

Sudcorea superó a Japón y avanzó a semifinal del ClásicoLa Habana, 18 mar .- El equipo de Corea del Sur derrotó 4-1 a Japón en el Petco Park de San Diego, y se convirtió en el tercer clasificado para la fase semifinal del II Clásico Mundial de Béisbol.
   
De esta manera, Japón será el rival de Cuba en el crucial partido de esta noche (11:00 pm), del cual saldrá el último equipo clasificado para la ronda semifinal con sede en el Dodger Stadium, de Los Ángeles, California.
   
Un cerrado duelo de lanzadores matizó el choque de este martes entre el actual campeón del Clásico, Japón, y el vigente campeón Olímpico, Corea del Sur.
   
Inesperadamente, los coreanos salieron delante en el inning de apertura ante los envíos de la perla del pitcheo japonés, Yu Darvish, a quien le marcaron un vertiginoso rally de tres carreras en esa entrada.
   
Las anotaciones surgieron por hits consecutivos del primer y segundo bateadores de Sudcorea, Yong Kyu Lee y Keun Woo Jeong, y error del torpedero japonés Yasuyuki Kataoka sobre rodado del tercer bate Hyun Soo Kim, gracias al cual Sudcorea anotó por primera vez en el juego (1-0).
   
Acto seguido, Darvish otorgó base por bolas al cuarto en alineación, Tae Kyun Kim, y luego ponchó al designado Shin Soo Choo (jugador de los Indios de Cleveland), para dejar lista la escena al sencillo a la pradera izquierda, impulsor de dos carreras, de Jin Young Lee (3-0).
   
A partir de este momento, Darvish y el abridor coreano, Jung-Keun Bong, patentizaron un dominio casi total sobre las artillerías rivales, hasta que en el quinto rollo Japón reaccionó, marcó una carrera y se acercó en el pizarrón del Petco Park.
   
Este inning lo abrieron el jardinero central Kosuke Fukudome y el receptor Kenji Johjima con sendos imparables y, tras el out cedido por Akinori Iwamura, la estrella mediática de equipo, Ichiro Susuki, remolcó a Fukudome desde tercera base con rodado por el cuadro (3-1).
   
Los abridores de ambas potencias asiáticas abandonaron el montículo en el sexto episodio, tras realizar excelentes actuaciones.
   
Darvish, trabajó durante cinco inning, le ligaron cuatro hits y permitió tres carreras, dos de ellas limpias, con siete ponches; en tanto Bong laboró cinco capítulos y un tercio, admitió solo tres sencillos, una carrera y ponchó a solo un bateador oponente, con tres boletos regalados.
   
Corea del Sur añadió otra anotación en la octava entrada, tras aprovechar el insólito descontrol de los relevistas japoneses Hideaki Wakui y Minoru Iwata, quienes concedieron cuatro boletos, el último de éstos otorgado por Iwata a Bum-Ho Lee con las bases llenas, bueno para remolcar la cuarta anotación coreana (4-1).
   
Por su parte, los relevistas coreanos si mantuvieron su habitual efectividad y maniataron a la alineación ofensiva de los nipones, aunque en el noveno el manager Kim In Suk necesitó los servicios de Chang Yong Lim para preservar la ventaja, tras una leve reacción de sus contrincantes.
   
De esta manera, los coreanos derrotaron por segunda vez en el torneo a sus acérrimos contrincantes, con un revés, y accedieron a la ronda semifinal, la cual tendrá por sede al Dodger Stadium, de la ciudad estadounidense de Los Ángeles.
   
Japón, por su parte, enfrentará hoy a Cuba en partido eliminatorio que determinará el último clasificado a la siguiente fase del certamen.
   
El domingo último los campeones del Clásico derrotaron cómodamente 6-0 a los antillanos, con sensacional faena monticular del astro de los Medias Rojas de Boston, Daitsuke Matsusaka.
   
Para hoy están anunciados para abrir el partido los derechos Hisashi Iwakuma por los asiáticos, y presumiblemente Yunieski Maya por Cuba.(AIN)