Venezuela demanda a Estados Unidos cese de campaña de mentiras

Venezuela demanda a Estados Unidos cese de campaña de mentiras Caracas, 16 sep.- El gobierno venezolano exigió a Estados Unidos cesar su campaña de mentiras y agresiones contra el país, al rechazar un informe divulgado esta semana sobre la supuesta violación de la libertad religiosa.

Mediante un comunicado emitido por la Cancillería, Caracas repudió y calificó de inaceptables los señalamientos del Departamento norteamericano de Estado en relación con una aparente falta de garantías para el "libre ejercicio de los derechos individuales de la población."

"El mundo es testigo de la armoniosa convivencia entre culturas y religiones existente en el territorio de la República Bolivariana de Venezuela, característica que es reconocida y ensalzada por todos los cultos y confesiones que hacen vida en la sociedad venezolana", afirmó.

En ese sentido, hizo referencia a que esa coexistencia ha sido visible en las últimas semanas gracias a las múltiples manifestaciones realizadas por las diferentes creencias del país en favor de la recuperación de la salud del presidente Hugo Chávez.

"El Estado venezolano y sus instituciones no solo son respetuosos de la libertad de culto, sino que habitualmente se esfuerzan por promover la participación de todas las confesiones en diversas actuaciones públicas y consultas legislativas", indicó el texto oficial.

Enfatizó en que las autoridades policiales y judiciales son especialmente cuidadosas en no tolerar ninguna manifestación antirreligiosa proveniente de particulares, como lo demuestra la historia reciente.

El comunicado contrastó la creciente estigmatización impulsada por Washington hacia varios cultos religiosos y los vincula con el terrorismo dentro y guerra de su territorio, como parte de su política de desarrollar un enemigo necesario que justifique sus ímpetus neo-colonizadores.

Denunció que bajo ese concepto la Casa Blanca comete "las más aberradas transgresiones a los derechos humanos, muestra de lo cual es la oprobiosa existencia el campo de concentración de Guantánamo."

"El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, a la vez que niega, rechaza y contradice estas calumnias, se reitera en su exigencia de respeto a sus asuntos internos, y hace un emplazamiento al gobierno de Estados Unidos de América a cesar su campaña de mentiras y agresiones", concluyó el texto. (PL).