Venta liberada de gas licuado se extiende a Sancti Spíritus

Sancti Spíritus, 26 may.- Desde este cinco de junio comenzará la venta liberada de gas licuado en esta ciudad, para lo cual se crean todas las condiciones en la Casa Comercial y en los sitios destinados al expendio.

Esta medida que se pondrá en práctica al unísono en otras capitales provinciales, da cumplimiento a los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución y beneficiará a unos 33 mil núcleos familiares de la zona urbana de la localidad espirituana, que incluye seis Consejos Populares.

En declaraciones a la ACN, Léster Alain Alemán Hurtado, director general de la Refinería Sergio Soto, de la provincia de Sancti Spíritus, subrayó que la venta liberada de Gas Licuado del Petróleo (GLP) constituye una opción adicional para la cocción de alimentos.

El directivo dijo que el servicio habitual de venta normada de GLP continuará brindándose en todos los lugares habilitados en el municipio, en los cuales –excepto en el ubicado en los
Olivos I- se ofrecerá, a su vez, la novedosa oferta y a un precio no subsidiado.

Alemán Hurtado apuntó que hoy se crean todas las condiciones en la Casa Comercial para agilizar la contratación, mientras que en aras de ordenar la venta, entre la adquisición de un cilindro y otro debe transcurrir un lapso, como mínimo, de 21 días.

Igualmente significó que quienes ya posean las llamadas balitas, pero no tienen contrato, pueden legalizarlas hasta el cinco de septiembre y agregó que en esta etapa inicial a los nuevos clientes y a los que ya tenían este servicio, se les arrendará o se les legalizará sólo un envase.

Los clientes que ya reciben el GLP y tienen dos cilindros reconocidos en su contrato, aunque también pueden solicitar la nueva modalidad, no podrán adquirir una nueva balita.
Para legalizar un balón, continuó Alemán Hurtado, los interesados deben pagar 200 pesos (la mitad del costo del alquiler de un nuevo cilindro) y entregar uno de 10 kilogramos que esté en perfecto estado.

Gilberto Bada Calle, director de comercialización de la Sergio Soto, insistió en que quienes se acojan a la venta liberada por primera vez están en la obligación de comprar, además, el módulo de instalación del servicio que comprende dos presillas o abrazaderas, un regulador y dos metros de manguera, medida encaminada a garantizar la seguridad en las viviendas y a evitar accidentes.

Bada Calle y Alemán Hurtado recalcaron que hoy existe garantía de GLP y de equipamiento para responder a la demanda de los nuevos clientes, pues en la provincia hay disponibles unos 20 mil cilindros de 10 kilogramos, 86 mil metros de manguera, 60 mil presillas y 10 mil regulares. (ACN)