UPEC felicita a periodistas y comunicadores por cobertura del huracán Irma

Equipo de reporteros de Ciego de Ávila que realizaron la cobertura del huracán Irma en Cayo Coco. Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / Facebook

Mensaje íntegro de la Unión de Periodistas de Cuba a todos sus afiliados por la cobertura mediática realizada del huracán Irma, con responsabilidad y profesionalidad, para mantener informado a cada minuto al pueblo.

A todos los periodistas y trabajadores de la prensa cubana:

Todavía en fase recuperativa en casi todo el país, la UPEC felicita a los periodistas y comunicadores que actuaron como verdaderos héroes y heroínas para mantener informadas a cada minuto de manera profesional y ética las incidencias del paso del huracán Irma por nuestro territorio, con la premisa de que el periodismo es una actividad con alto grado de responsabilidad social y, sobre todo, de servicio público.

Junto con las autoridades y las fuerzas convocadas para asegurar la vida de más de 11 millones de cubanos y cuantiosos recursos materiales en riesgo por el paso del huracán, la experiencia de estos días demostró la labor intensa, arriesgada y prolongada que realizaron los periodistas y medios de comunicación con el propósito de mantener enterada de cada detalle a la población en una situación que afectó a todo nuestro archipiélago.

Nuestros profesionales no solo mantuvieron informados a los cubanos y al mundo del paso de Irma, sino que siguieron las instrucciones de los Consejos de Defensa, alertaron de manera inmediata los preparativos para enfrentar el meteoro, acompañaron a las autoridades durante el tenso tránsito de Irma dentro o en las proximidades de nuestro territorio, y gestaron alianzas que permitieron una colaboración permanente entre profesionales de la radio, la televisión, la prensa escrita y la digital para mantener las transmisiones en todas las circunstancias y por todos los medios posibles.

En particular, se destacaron los jóvenes profesionales que vivieron su primera experiencia ante una situación como esa y junto a otros experimentados informadores, garantizaron el trabajo a tiempo completo en situaciones de contingencia, integrados cuando hizo falta en cadenas que aún están interconectadas para garantizar la fase recuperativa y documentar tanto los daños como la activa participación del pueblo en las labores de recuperación.

Como ocurrió en Santiago de Cuba, con el huracán Ike; y en Guantánamo, con Matthew, con Irma los periodistas demostraron otra vez que la información puede salvar vidas y la importancia de incluir en todos los espacios posibles la comunicación relacionada con la gestión del riesgo de desastres y la interacción permanente con las fuentes públicas ante la emergencia, la rehabilitación y la reconstrucción de las zonas dañanas.

La UPEC convocará proximamente un taller donde se narren las experiencias periodística de la gestión del riesgo de desastres y sus distintas etapas durante el huracán Irma, el papel que desempañaron los periodistas y las fuentes en este proceso, y cómo proveer de herramientas útiles para el trabajo en este tipo de circunstancias, a partir de lo vivido y narrado en estas jornadas de septiembre.

Felicitamos una vez más a nuestros profesionales, que demostraron que el periodismo cubano obedece al interés colectivo, tiene una vocación eminentemente social y una altura ética digna de los herederos de Martí y de Fidel.

Unión de Periodistas de Cuba

11 de septiembre de 2017

(Tomado de Cubadebate)