Mil razones, entre ellas la mía

6 Si hoy puedo contar esta historia con final feliz es, precisamente gracias a la Revolución que triunfó en Cuba el Primero de Enero de 1959. Por eso razones me sobran para defender la obra revolucionaria y socialista que dio sentido a mi existencia. Con solo ocho años, allá por los setenta, una intervención quirúrgica de gran envergadura, salvó mi

Read more