Reparaciones en taller santacruceño de equipos agrícolas garantizará zafra eficiente

Los días de cada semana, las horas, minutos y hasta los segundos son sinónimo de  estupendo aprovechamiento en el taller de reparaciones de equipos agrícolas de la Unidad Empresarial de Base, (UEB), Cándido González de esta localidad.

Cada hombre allí obra por un mismo fin. “Garantizaremos con calidad la tarea, pues hemos recibido varios recursos para las máquinas, entre los que se encuentran filtros de combustible e hidráulicos, además los sistemas de arranque”, aseveró el experimentado mecánico Regilfredo Mora Fuentes.

En el interior de la anchurosa nave a 15 combinadas KTP-2M y una del tipo Case Dos se les garantiza el mantenimiento establecido: “Para entrarle de frente y con todos los “hierros” a la próxima contienda azucarera”, manifestó Rolando Valdivia Cadalso, jefe del taller.

El escaso tiempo establecido para el  horario de la merienda, el joven técnico Roberto López Pérez lo aprovecha para adelantar la faena de la jornada. “Tengo la responsabilidad de darle la atención indicada a los ocho módulos de la parte electrónica de las Case. Les aplico un anticorrosivo especial después de revisarlos”.

A un 90 % se encuentran las reparaciones del equipamiento. Soldaduras, ajustes de la tortillería, cambios de los rodamientos, picadores y cuchillas, se suman a las ocupaciones del colectivo.

“Nos sentimos satisfechos incluso con la calidad de los cuatro motores restaurados. Aún queda por reparar otra Case, la que estuvo destinada hasta hace poco al corte de semilla, para incrementar las siembra de caña. En breve iniciaremos su desarme”, expuso Valdivia.

Luis Enrique Oduardo (Kikio) y Adrián Martínez Fumero son los operadores de sendas  KTP, el primero responde a la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Horacio Cobiella, el otro, millonario por tres años consecutivos, pertenece al pelotón estatal número dos.

“Casi al final de la pasada cosecha el motor de mi equipo se negó a funcionar. Ya fue arreglado en los talleres Lenin, de Camagüey. En cuanto comencemos a derribar materia prima nadie me va a sobrepasar”, comentó Oduardo.

Martínez quiere obtener nuevamente la condición que lo distingue: “Volveré a ser millonario, délo por seguro”.

Las reparaciones de estos equipos agrícolas se concluirán  el 15 del mes en curso, de acuerdo al programa concebido. El último quehacer será pintarlos. Flamantes entrarán a las áreas cañeras el 6 de enero, antes de que el sol “bese” el oro verde.

Hasta mediados de abril se extenderán los trajines productivos para enviar al central Batalla de las Guásimas, del municipio camagüeyano de Vertientes, 150 mil toneladas de la que “baila en el viento”.