Piden en ONU a gobierno de EE.UU. una condena inequívoca al racismo

Naciones Unidas, 24 ago.- El Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial llamó al gobierno de Estados Unidos a condenar de manera inequívoca e incondicional al racismo y los crímenes de odio.

 

En una declaración, el órgano encargado de velar por el cumplimiento de la Convención Internacional para Eliminar Todas las Formas de Discriminación Racial, instrumento en vigor desde 1969 también instó a la Casa Blanca a condenar los hechos de Charlottesville y de otras partes del país.

‘No debería existir en el mundo lugar para las ideas de los supremacistas blancos y otras ideologías similares que rechazan los principios básicos de los derechos humanos de la dignidad y la igualdad’, afirmó.

De acuerdo con el Comité, está alarmado por las demostraciones, los cantos y los saludos que en Estados Unidos muestran nacionalistas blancos, neonazis e integrantes del Ku Klux Klan.

La jefa de la entidad de la ONU, Anastasia Crickley, calificó de preocupante ese escenario, que tuvo hace pocos días en Charlottesville, Virginia, una de sus recientes expresiones.

En esa localidad norteamericana se produjeron enfrentamientos y ataques promovidos por extremistas de derecha, supremacistas blancos y organizaciones neonazis, y muchos consideran que la respuesta del presidente Donald Trump no estuvo a la altura de la gravedad de lo sucedido.

Pedimos al gobierno de Estados Unidos investigar con profundidad el fenómeno de la discriminación racial, en particular la dirigida contra afrodescendientes, migrantes y grupos étnicos o religiosos minoritarios, dijo Crickley.

También Heather Heyer, otro miembro del Comité, exigió a las autoridades estadounidenses mano dura para enfrentar el problema y abordar sus causas raigales.

Tras los hechos de Charlottesville, expertos de la ONU en derechos humanos alertaron de que lo ocurrido en Virginia no fue un caso aislado, sino un fenómeno creciente en la sociedad norteamericana.

Convocamos al gobierno y las autoridades estaduales a adoptar con prioridad políticas efectivas contra la violencia racial y a comprender bien su negativo impacto en la cohesión social, subrayaron el 16 de agosto el jefe del Grupo de Trabajo de Expertos sobre los Afrodescendientes, Sabelo Gumedze, el relator especial contra el racismo, Mutuma Ruteere, y la propia Cricklet.

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, calificó ese mismo día al racismo y la xenofobia de venenos de la sociedad.

En declaraciones a la prensa, el diplomático llamó a toda la comunidad internacional y sus actores a condenar esos flagelos de una manera inequívoca, en cualquier lugar y momento que se produzcan.