[:es]Participación de todos para el éxito de la Operación Salud[:]

[:es]Por Juan G. Mendoza Medina/ Radio Cadena Agramonte.

Camagüey, 2 jun.- La Operación Salud, que comenzó este 1ro de junio aquí, no solo tendrá éxito a partir de la movilización de más de 200 efectivos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del personal de Salud Pública, pues la mayor posibilidad de eliminar el mosquito Aedes aegypti, depende de la responsabilidad de cada agramotino en el cumplimiento de las medidas higiénico- sanitarias.

Vecinos del Consejo Popular Buenos Aires- Bellavista, de la ciudad de los tinajones, participan de manera activa en esas tareas, en aras de reducir los niveles de infestación del vector y sus consecuentes complicaciones para la salud.

María Esther Dodier Pérez, presidenta de esa estructura de gobierno, ubicada al norte de la urbe, refirió que los principales riesgos radican en los depósitos mal tapados en las viviendas, el enyerbamiento de los patios y la obstrucción de zanjas por esa misma causa.

La Doctora Neritza O’Farril, residente de segundo año en Imagenología en el Hospital Amalia Simoni, y quien vive en ese Consejo Popular, realizó un llamado a los pobladores para que colaboren con las labores de limpieza e higienización en sus hogares, sobre todo teniendo en cuenta las afectaciones de la sequía, que obligan a almacenar agua, y las lluvias de primavera, factor de riesgo para la proliferación del vector.

“Ante cualquier síntoma, lo recomendable es acudir al médico y no proceder con la automedicación o permanecer pasivos, ya que a tiempo pueden detenerse los efectos fatales que desencadenan el dengue, el zika y el chikungunya”, enfermedades que transmite el Aedes aegypti.

Durante todo el mes de junio, como en el resto de la provincia, se priorizan la realización del autofocal y adulticida en esa demarcación, por lo que se demanda de sistematicidad para iniciar el verano con una favorable situación epidemiológica.

El joven Yendry Doval, soldado del Ejército Juvenil del Trabajo, está vinculado a la campaña antivectorial, específicamente en la inspección de los hogares.

“Tengo que revisar cada detalle dentro de las casas, sobre todo en aquellos puntos de riesgos, como los patios, tanques y cisternas para detectar los focos”.
Ante la pregunta de si esa cotidiana labor también le facilitaba el autofocal en su vivienda, la respuesta fue inmediata: “Por supuesto, tengo que ser ejemplo en la familia, y así nos mantenemos libres de la presencia del insecto”.

Por su parte, Ana Hilda Martínez Martínez, vecina de ese lugar, dijo que es fundamental brindarles un buen trato a los trabajadores de la campaña, y cumplir con lo establecido durante la fumigación para que tenga la efectividad requerida.

El Consejo Popular Buenos Aires- Bellavista, de la ciudad de Camagüey, intensifica las tareas vinculadas a la campaña antivectorial en los hogares y centros de trabajo, entre estos últimos algunos de gran importancia como la cervecería Tínima y el centro educativo mixto Máximo Gómez Báez. (Foto: Archivo)[:]