Osos pardos de Kodiak cambian salmón por bayas del Saúco

Los icónicos osos pardos Kodiak, de la isla homónima ubicada en Alaska, Estados Unidos, están abandonando sus conocidas fuentes de salmón por culpa del cambio climático, alerta la Universidad Estatal de Oregon.

Sustituyen ese alimento por bayas rojas del Saúco, aún sin madurar, debido a la interrupción del ecosistema, según una investigación llevada a cabo por biólogos de la Universidad de Oregon, la Estación Biológica Flathead Lake de la Universidad de Montana y el Refugio Nacional de Vida Silvestre Kodiak.

Los Kodiak suelen alimentarse de salmón rojo durante el verano, sin embargo, en 2014 los investigadores se sorprendieron al ver arroyos en el Refugio Nacional de Vida Silvestre llenos de esos peces, pero sin plantígrados a la vista; escena que se repitió al año siguiente.

Resulta que los osos se encontraban en las laderas, alimentándose de abundantes bayas rojas del Saúco que, típicamente, maduran después de que el salmón haya terminado de desovar en arroyos.

La fruta silvestre, repleta de hidratos de carbono, es también una parte importante de la dieta de un oso pardo, pero la consumen especialmente cuando ya no hay salmón.

Los científicos descubrieron que debido a las cálidas temperaturas de primavera en Alaska, las bayas estaban desarrollando frutas semanas antes, al mismo tiempo que el pico de la migración del salmón.

De acuerdo con los expertos, aunque seguirá habiendo una variación considerable en el clima de Kodiak, es probable que prosiga la tendencia al calentamiento. (Texto y foto: PL)