Labor educativa de excelencia en escuela rural santacruceña


Santa Cruz del Sur, 20 sep .- El aprendizaje de los contenidos con distintos niveles de profundidad resulta constante transformación cualitativa en el proceso educativo de la escuela primaria rural multigrado “América Labadí Arce” de la comunidad rural El Francés, situada a pocos kilómetros de Santa Cruz del Sur.

Imágenes en Facebook

Utilizar varias formas de trabajo conlleva a que los 12 alumnos del plantel matriculados en los grados primero-segundo y tercer-cuarto tengan un mayor aprendizaje a través de los programas de estudio establecidos.

Los reiterativos saludos matinales dicen mucho de las buenas costumbres. Las educadoras les dan el beso maternal.

Van a situarse luego cerca del busto del Apóstol. Una pionera aprisiona, con actitud patriótica, en el pecho la enseña doblada en forma de triángulo. La discípula responsable del matutino da la orden de izar la bandera. Todos a la vez levantan las manos. Los dedos juntos y rectos mantienen uniformidad. El pulgar lo sitúan en la parte superior y centro de la frente. Mientras asciende el símbolo de colores blanco, rojos y azules, cantan firmes y con la cabeza descubierta el himno nacional.

“Soy la encargada de dirigir esta actividad; tarea que me dio la maestra. Hablamos de las efemérides históricas, cantamos antes de entrar al aula el himno del colegio dedicado a José Martí, además se revisa el adecuado uso del uniforme escolar y la higiene personal, porque un niño aseado es siempre hermoso”, exteriorizó Elenis Alarcón Pacheco, alumna de tercer grado.

Sara Díaz Vidal retornó al sector educacional. “Los máximos funcionarios de la enseñanza primaria en la localidad me dijeron que yo era necesaria”. Ha laborado durante cuatro décadas: “25 años son dedicados al aula. El período anterior fue dependienta en el ámbito del comercio”.

Los 62 calendarios no le impiden viajar de lunes a viernes desde el poblado Haití hasta el apartado plantel. “A veces el transporte no está estable, sin embargo la suerte ayuda a los optimistas, soy así. Me he comprometido nuevamente por lo tanto educaré bien a mis estudiantes de primero y segundo grados”, confirma la jubilada reincorporada, conocedora del multigrado en los planteles “Josué País” y “Fernando Figueredo” enclavados en áreas retiradas de su lugar de residencia.

El Programa Educa a tu hijo dotó de algunas nociones a Dainer la Paz Roca. Tras dar los primeros pasos en el nivel primario siente el deseo de aprender a leer el cuento La Caperucita Roja. “La maestra nos va a enseñar. Ella es hermosa como mi mamá”.

Junto a otro compañerito de pupitre aprende a colorear, reconocer figuras, comparar conjuntos, hacer trazos y ejecutar los análisis fónicos que los prepara para la lectura. Los de segundo ya demuestran un mejor dominio de la lengua materna, incluidos otros contenidos. Repasaron la división de palabras en sílabas, redacción y ordenamiento de las oraciones, así como otros asuntos matemáticos.
Zeida Rodríguez Yanes tiene la ventaja de ser la primera en llegar a la “América Labadí Arce”. “Vivo a escasos metros de aquí. “Soy educadora hace más de 20 años. Si usted me preguntara por qué, le respondo concreta: “Amo la profesión. Mi vida son los niños”.

“En esta primeras semanas les he reafirmado los conocimientos adquiridos en los niveles anteriores. Ya reciben nuevos temas de Matemática, Lengua española y el Mundo en que Vivimos, asignaturas priorizadas”.

Ambas profesoras tienen el fondo de horario indispensable para preparar las clases, estudiarlas, profundizar en las materias que estimen conveniente a fin de impartir en los recintos clases amenas, desarrolladoras y eficaces, que infundan en los colegiales superior apego al grado y la escuela. Incentivados a la par por la familia.