Asistente para el cuidado de Infantes en localidad santacruceña realiza con esmero su labor

Santa Cruz del Sur, 8 oct. – Al cumplir tres décadas de labor en el último centro del sector estatal donde trabajó, Claribel Martínez Villalobo decidió continuar siéndole útil a la sociedad desde su hogar.

¨Me desempeñé como funcionaria del Departamento de Control Interno en la Unidad Presupuestada de Comunales. Luego, no sin antes consultarlo con mi familia, quise dedicarme a atender un grupito de infantes mientras sus padres cumplen la jornada laboral¨, comentó la santacruceña, vecina de la calle H entre central y línea.

Desde esta nueva faena como Asistente para el cuidado de niñas y niños, pasa a formar parte del sector cuentapropista. ¨Tengo total derecho a la jubilación cuando transcurran cinco años más. En estos momentos tengo 55¨.

En el umbral de la vivienda la entrevistada espera la llegada de los chiquilines. Ellos la besan. La ¨tía¨ los abraza, proporcionándoles cariñosa bienvenida. Así la llaman sus seis nuevos ¨sobrinos¨.

Yaquelín Brages Reyes traía sujeto al intranquilo Tiago de Jesús. En cuanto el ¨príncipe¨ de la inocencia vio al reportero con  la cámara fotográfica llevó una de sus manos al rostro en respuesta de desacuerdo. Al cabo de un rato cuando realizó junto a sus compañeritos los breves minutos de gimnasia matutina y se unió a los juegos colectivos, solicitó él mismo las instantáneas.

¨Tengo una buena opinión de Claribel, durante un tiempo cuidó a mi hija mayor, ahora Tiago de Jesús recibe sus atenciones¨, señaló Brages.

En los ojitos le salta el bienestar a Ashly Muñiz Alcalá, de igual manera a Claudia Acevedo Cabrera. Un motivo inmenso es el resultado de tan transparente satisfacción: ¨La tía Claribel nos quiere del tamaño del cielo¨, manifestó vivaracha  la primera.

La ronda del nuevo día vuelve a conducirla Claribel Martínez Villalobo. Se enlazan las palmas de las manos para cantar sencillas interpretaciones infantiles en las que navega un barquito de papel.

Otras cinco mujeres realizan el consagrado quehacer de Asistentes para el cuidado de niños en la ciudad cabecera lo que no satisface las necesidades actuales de las mujeres trabajadoras, tampoco las resuelve del todo el círculo infantil Luis Aldana Palomino, pues su capacidad está por debajo de la demanda.