La Higuera en el epicentro de los homenajes al Che (+Fotos)

Vallegrande, Bolivia, 5 oct.- Para conocer y profundizar en la presencia del Che en Bolivia es importante visitar La Higuera, localidad ubicada a unos 60 kilómetros de Vallegrande, donde el Guerrillero Heroico estuvo los últimos días de su vida.

Hasta ese caserío viajamos un grupo de periodistas de Prensa Latina en ocasión de los actos que se organizan aquí por los 50 años de la desaparición física del líder revolucionario.

El viaje hasta La Higuera suele ser complicado, sobre todo por la empinada y sinuosa carretera de terracería que conduce hasta allí y en la que muchas veces los vehículos deben transitar al borde del abismo.

Pero llegar al lugar es como un viaje en el tiempo porque allí aún se percibe esa atmósfera especial que recuerda los años de la lucha guerrillera.
Ernesto Guevara de la Serna vino a Bolivia en noviembre de 1966 para encabezar un movimiento de liberación que se conoció como la Guerrilla de Ñancahuazú y que pretendía extenderse por el cono sur latinoamericano.

Durante 11 meses, el grupo comandando por el Guerrillero Heroico recorrió caminos difíciles de la selva del sudeste boliviano y participó en 22 acciones combativas. El 8 de octubre de 1967 el Che resultó herido y capturado en la Quebrada del Yuro (Churo) y trasladado a la escuelita de La Higuera, donde fue asesinado al día siguiente por órdenes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

Hoy la escuelita reconstruida es un museo donde pueden observarse fotografías, documentos escritos, muebles de la época y réplicas de las prendas de vestir y de los objetos utilizados por los guerrilleros.

“Este es un lugar para difundir las ideas de Ernesto Guevara”, declaró a Prensa Latina el fotógrafo francés Juan Lebras, quien vive allí desde hace 12 años.
Lebras organizó una exposición de fotos titulada “Al corazón de la guerrilla”, en la cual hay muchas imágenes, algunas inéditas, de los últimos días de Ernesto Guevara en Bolivia.

“Son 50 fotos por los 50 años de la muerte del Che”, dijo.

A La Higuera llegan cada año personas de todos los continentes para rendir homenaje al Comandante guerrillero.

“Hace mucho tiempo que estoy preparando este viaje”, declaró el argentino Víctor Hugo Leiva, quien junto a su esposa llegó a La Higuera en ocasión del  incuentenario de la muerte del Che.

Para Leiva, Ernesto Guevara sigue siendo un guía y sus enseñanzas hoy son más necesarias que nunca porque la pobreza continúa en el mundo y el capitalismo no ha resuelto ningún problema. Este año, como parte de los homenajes al Che y sus compañeros de lucha, tendrá lugar una peregrinación de 15 kilómetros desde la localidad de Pucará hasta La Higuera a la que se espera asistan integrantes de organizaciones sociales y políticas de varios países de la región.

(Texto y fotos: PL)