Futbolista santacruceña lleva a la par progresos deportivos y estudiantiles

Santa Cruz del Sur, 24 dic.- Desagradables críticas recibió de muchos padres la progenitora de Yanelis Lachicott Rodríguez, cuando esta última todavía era una niña. “Se desvivía por jugar fútbol con los varones del barrio, y eso la gente no lo veía bien. Pero por qué la iba a castigar o prohibirle entretenerse de esa sana manera”.

La pequeña fue creciendo con ese apego al  balompié. Aunque también practicó el taekwondo, el boxeo y el jockey sobre césped, destacándose la pequeña en cada una de esas tres disciplinas”, puntualizó la madre, técnica de higiene en la Unidad Presupuestada Comunales.

Como tema de clase de la asignatura Educación Física se encuentra el fútbol. “Primero en la educación primaria, luego en la secundaria básica, pues debo precisar que estudié en la “Camilo Cienfuegos” hasta el séptimo grado, los profes me enseñaron las herramientas técnicas para desenvolverme mejor en el terreno. Siempre fui la única hembra de la escuela en demostrar aptitud por ese pasatiempo”, evocó la Lachicott.

Su decisión de continuar pateando el balón para colocar el gol en el momento oportuno, la estimulaba a rivalizar con atletas locales de mayor edad.

Luego la solicitud hecha por la Dirección del Instituto de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) a instancia provincial, a las instituciones homólogas de cada municipio camagüeyano,  la favoreció.

“Indicaron que cada mecanismo masculino debía tener al menos una jugadora hembra, para conformar un equipo escolar femenino en la provincia. Fui captada para la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE), de Camagüey. Comencé allí el octavo grado. Ya curso el duodécimo”, comentó la simpática Yanelis.

En el certamen escolar nacional de 2015, efectuado en Villa Clara, su conjunto obtiene medalla de oro. Suerte que no tuvieron las jugadoras de La Ciudad de Los Tinajones en Las Tunas, en el siguiente calendario.

“Quedamos en la cuarta posición. Reconocimos que no tuvimos la necesaria comunicación en el área de juego. Eso favoreció a los contrarios del resto de los componentes que asistieron al torneo”,  refirió.

Sin embargo en el 2016, la suerte le sonríe otra vez a la Lachicott Rodríguez. “Quedé seleccionada entre las 25 atletas a nivel de país para integrar la reserva del equipo nacional”, señaló orgullosa.

La entrada de 2017, les fue mejor a las chicas del sub18 juvenil camagüeyano, reveló la entrevistada. “Subimos un peldaño. Alcanzamos el tercer lugar, pudiéndonos adueñar de la presea de bronce”.

Yanelis, quien resultó escogida entre los diez mejores atletas de este municipio, le da alto valor a los consejos y exigencias de sus entrenadoras Dainé Olivera Rodríguez y Yamilet Henry Barrios. “Son bastante exigentes, pero eso se agradece”, significó.

Esta jugadora de fútbol tiene como objetivos: terminar con buenas calificaciones el último nivel de la educación media superior, graduarse de profesora de Educación Física y constituir un dispositivo escolar femenino en la localidad.