Fotógrafos cubanos celebran el arte en zapatillas de punta

La Habana, 15 oct.- Tres exposiciones fotográficas de artistas cubanos rinden tributo al mundo de la danza clásica, cuando quedan solo pocos días para el comienzo del Festival Internacional de Ballet de La Habana Alicia Alonso.

Este viernes abrieron al público las tres exhibiciones que utilizan como galería el lobby y otros espacios del Teatro Nacional de Cuba, una de las sedes principales de la cita danzaria.

La obra de Nancy Reyes ocupa el vestíbulo de la Sala Avellaneda en la muestra En el olimpo de lo cubano. Esas piezas están inspiradas en dioses africanos del Panteón Yoruba y en fotos acumuladas durante muchos años de trabajo junto a compañías de baile.

También en la Sala Avellaneda puede apreciarse Tras bambalina, serie documental sobre el ballet Las sílfides: las fotos de Leysis Quesada enfocan este clásico con una nueva visión artística y gran plasticidad, según los curadores.

En la Sala Covarrubias, el joven fotógrafo Gabriel Dávalos exhibe una selección de imágenes con la peculiaridad de solo utilizar los tonos del blanco y el negro.

Habana sensual -la cual ha conocido prestigiosas galerías del mundo- reúne instantáneas de bailarines cubanos en su andar por las calles habaneras. Estas obras forman parte del libro homónimo, presentado en el pasado Festival de Ballet de la Habana.

En esta edición 25, la plástica tendrá un espacio importante con variadas muestras colaterales al evento que se realizará del 28 de octubre al 6 de noviembre.

Artistas de 16 países llegarán a La Habana para ofrecer su arte en zapatillas de punta. Bailarines de la Opera de París, de Canadá y el New York City actuarán en salas de esta capital, según confirmaron hasta la fecha.

El lago de los cisnes, Giselle, Don Quijote y La fille mal gardée son algunos de los clásicos que subirán a los escenarios de los teatros Mella, Nacional y Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.