Forestales cubanos por mayor producción de frutas

La Habana, 4 abr.- Los trabajadores forestales cubanos dedican jornadas productivas a la siembra de especies de frutales que favorecen el cuidado del medio ambiente, la producción agrícola y la alimentación de la población.

Wilfredo Arrequi, jefe del Departamento de Silvicultura del Grupo Empresarial Agroforestal, dijo a la Agencia Cubana de Noticias que en esa tarea tienen una destacada participación los nuevos finqueros dedicados a la producción de frutas.

Arrequi explicó que el tamarindo, níspero, mamey, mango, aguacate, chirimoya y marañón constituyen las más sembradas en las franjas del cinturón de la autopista nacional.

Es un trabajo que requiere mucha dedicación, sistematicidad en su control y cuidado, para que las futuras generaciones de cubanos tengan mejores condiciones de vida y en armonía con la naturaleza.

Se trabaja para incrementar los por cientos de reforestación en las cuencas hidrorreguladoras y en aquellas áreas de interés económico y social para la nación.

La especialista se refirió a la selección idónea de los árboles a plantar en cada lugar, tema que hoy debe tenerse en cuenta debido a la ocurrencia de factores climatológicos y del suelo que pueden afectar su evolución y crecimiento.

El programa cubano de reforestación, desarrollado en los últimos 50 años, ha permitido que la superficie cubierta de bosques alcance actualmente un 29,9 % del territorio nacional, según la dirección que atiende esta esfera en el Ministerio de la Agricultura.

Tal actividad está comprendida entre las prioridades del Estado para impulsar la producción de alimentos y el desarrollo de la biodiversidad.

Mientras cada año disminuyen las reservas boscosas en el mundo, Cuba aplica estrategias que le permiten situarse entre las naciones con mayor crecimiento forestal en los últimos cinco años en América Latina.