[:es]Fidel en la Historia[:]

[:es]fidel-twitterSolo tu sabía cuando salir de recorrido, te lo guardaste en absoluto secreto, pues como dijo el maestro en silencio ha tenido que ser porque hay cosas que para lograrla han de andar ocultas.

Escogiste el día, tenía que ser ese, veinticinco de noviembre, porque recordaste que sesenta años atrás  ya habías conversado  con Frank País y ultimaron todos los detalles para regresar a Cuba.  Saliste de Tuxpan México ese día de 1956, te acompañaron ochenta y dos hombres dispuestos a darlo todo por la libertad de la patria, le diste la consigna:” Si salimos Llegamos, Si Llegamos, Entramos, Si Entramos Triunfamos “.

Llegaste no el día esperado, el mal tiempo, el poco conocimiento sobre la navegación y la búsqueda de un hombre caído al agua porque no lo podemos dejar dijiste, esa muestra de humanismo y solidaridad al mismo tiempo es lo que te hacia grande. Mariana te esperaba en la orilla, abrió los brazos y te dijo, Hijo, de Marti traigo la pluma para que escribas los logros materializados del programa del Moncada cuando triunfes advierte la madre de la patria, en Cinco Palmas te espera Antonio, allí se reunirá la tropa y crecerá paulatinamente.

Sí, creció la guerrilla, cuantos combates libraron, La plata, El Uvero, solo mencionas algunos, es la Sierra Maestra la casa y trinchera, cada árbol, arroyo, rió, te guarda del enemigo. Preguntas ¿Voy bien Camilo? Sí, es su respuesta. Entras triunfante a Santiago de Cuba, le dices a los compañeros, regreso enseguida y sales a las calles, subes la escalinata de Padre Pico en busca  de tus hermanos Pepito Tey, Toni Alomas Y Oto Parellada, te saludan e invitan a ver a Frank, el pueblo te aclama y le respondes esta ciudad es la cuna de la revolución.

Terminarás el recorrido, estas en Santa Ifigenia, ligero corres hacia el maestro, aquel que no dejaste morir en su centenario, que te ayudó a elaborar tu alegato de defensa, le dices llévame allí, señalas con el largo dedo índice de tu mano diestra, ves al Padre de la patria sonriente y te dice hijo terminaste la obra que comencé, otros terminaran los detalles porque todo esta echo. Volviste sobre tus mismos pasos, pero ahora para descansar en la cuna de tu historia.(Teresa Darroman Batista/Radio Santa Cruz)[:]