En casa primeros médicos camagüeyanos que regresan de Brasil (+ Fotos)

Camagüey, 24 nov.- La de este viernes fue una tarde de sentimientos encontrados, rostros que reflejaban la alegría de regresar a casa, al suelo donde se formaron como profesionales, y a la vez la tristeza de dejar atrás a personas necesitadas de los más indispensables servicios de Salud.

Veinte camagüeyanos se encuentran de nuevo en la Patria, son los primeros en regresar de Brasil luego de que el Ministerio de Salud Pública de Cuba decidiera concluir la participación en el Programa Más Médicos, ante las absurdas condiciones que pretendiera imponer al solidario proyecto de colaboración el presidente electo Jair Bolsonaro.

Entre los galenos recibidos en la Plaza de la Revolución Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz por las principales autoridades políticas y administrativas del territorio, se encontraba la joven doctora Yeline Cecilia Gil Mejías, quien recuerda en estos momentos a sus pacientes.

“Ellos se quedaron muy tristes, porque era la primera vez que tenía un doctor que se ocupara de sus necesidades sanitarias. Fue una experiencia maravillosa, pues conocí personas muy gratas y agradecidas. Definitivamente, Bolsonaro no pensó en el pueblo brasileño, porque quienes votaron por él son quienes van a sufrir sus decisiones”, precisó.

También en esta avanzada arribó el doctor Arturo Ramírez, quien durante dos años compartió con los brasileños más necesitados; ahora, en el municipio donde laboraba solo un médico deberá prestar servicios a más de cuatro mil habitantes.

“Los pacientes quedaron desamparados, las despedidas fueron emotivas, porque ellos saben que no volverán a ver batas blancas en mucho tiempo. Bolsonaro olvidó a los pobres de su país”, señaló el galeno.

Abrazada a su pequeño compartió unos segundos con los periodistas la especialista en Medicina General Integral Yanisel Riva Romero, quien reafirmó su disposición a asumir otras misiones de colaboración, siempre que representen llevar salud y vida a los más necesitados del orbe. Mientras, desea volver a la atención primaria en su consultorio de la calle República.

A estas palabras se suma la residente en el hospital provincial Manuel Ascunce Domenech, Yanet Esther Balcarcer Figueredo, que en su primera experiencia de colaboración médica llegó a una zona brasileña carente y muy necesitada de las más indispensables asistencias.

“En la despedida nos decían que los cubanos marcamos la diferencia en sus vidas con el trato humanizado, porque más que médicos de lo biológico, fuimos del corazón. Es una mezcla de sentimientos encontrados, feliz de estar en la Patria con la familia y la vez triste por dejar a todas esas personas desatendidas, porque no sabemos qué va a pasar con ellos”, comentó.

Más de 500 agramontinos se encontraban en el gigante sudamericano. Ellos y el resto de los galenos cubanos regresarán de manera paulatina a la Isla en dos vuelos diarios.

En su tierra los espera la familia, orgullosa de verlos retornar con la vergüenza que caracteriza al pueblo camagüeyano. (Fotos del autor)(Por Diosmel Galano Oliver/Radio Camagüey)