[:es]Empresa camagüeyana trabaja para mantener la agricultura orgánica en producción citrícola[:]

[:es]Camagüey, 9 abr.- Introducido en Cuba a inicios del pasado siglo, por una colonia de estadounidenses, el cultivo de cítricos en el poblado de La Gloria, del municipio de Sierra de Cubitas, se convirtió en identidad, cultura y tradición más que una forma de producción, y constituye uno de los principales renglones económicos de ese territorio, en la franja norte de la provincia de Camagüey.

La Empresa Agropecuaria y Citrícola Sola ha perfeccionado su quehacer y desarrollado, además de las producciones fundamentales, estrategias de manejo fitosanitario certificadas por la Norma Orgánica Europea, así como por la norma privada Bio Suisse.

Esta última se aplica internacionalmente para todos aquellos productores que de forma voluntaria soliciten la citada certificación, con el objetivo de exportar al mercado suizo, según referencia el sitio www.imocert.bio.

Las referidas acciones están encaminadas a disminuir la aplicación de productos tóxicos para el control de plagas, lo cual favorece la conservación y desarrollo de los biorreguladores naturales, y permite recuperar el equilibrio del agroecosistema en la zona.

Única de su tipo en Cuba que obtiene frutas mediante la agricultura orgánica, la Empresa Agropecuaria y Citrícola Sola realiza la certificación antes de comenzar la cosecha y la trazabilidad se mantiene hasta la comercialización de las producciones, que únicamente utilizan para la fertilización abonos orgánicos y medios biológicos en el control de plagas y enfermedades.

Uno de los principales objetivos de su colectivo es incorporar un nuevo mercado en la cayería norte de la provincia de Camagüey, donde se construye un polo turístico, pues ese sector constituye uno de los principales destinos de sus producciones. (Ivette Souto Fenollar/ Radio Cadena Agramonte.) (Foto: Archivo)[:]