Educación cubana de calidad en valles y lomas, pese a Helms y a Burton (+Fotos)

Guantánamo, 3 sep.- De las 774 escuelas guantanameras que a sus alumnos dieron la bienvenida en el comienzo del nuevo curso escolar, más de la mitad están ubicadas en zonas del llamado Plan Turquino, y garantizan educación gratuita y de calidad a los niños de las serranías de esta provincia, la de mayor superficie montañosa del país.


Para los pioneritos de esos lares, que generalmente avanzan por caminos reales entre el lomerío y riachuelos para llegar al colegio, este día adquiere especial significación, por la alegría de iniciarse en el mundo del saber, o reencontrarse con sus compañeros y el maestro, que en zonas intrincadas y poco pobladas muchas veces abre las puertas para acoger a solo 10 o menos estudiantes.

 

0902-escuelas-guantanamo2.jpg
Este es el caso de varios guantanameros consagrados a la bella labor del magisterio, como Ramón Guzmán, de la localidad de Patana, en el extremo-oriental municipio de Maisí, que recibió a sus seis discípulos de nivel primario, enseñanza que abrió unas 600 escuelas en la provincia, cinco más que en curso precedente, asociado a la dinámica demográfica en áreas montañosas de fomento productivo agropecuario.

Pese a las limitaciones económicas impuestas por el inmoral bloqueo yanqui a Cuba, esas instituciones ubicadas en las montañas, al igual que las de regiones urbanas, cuentan con los recursos materiales y humanos necesarios para garantizar la eficiencia docente, gracias al esfuerzo del Gobierno revolucionario, que confiere prioridad a la educación de sus hijos en todos los rincones del archipiélago.

En zonas de difícil acceso tienen también garantía educacional gratuita los niños con discapacidad física o intelectual, quienes reciben respuesta pedagógica y terapéutica del más alto nivel, incluidos aquellos con inconvenientes particulares para asistir a los planteles, asistidos por una treintena de maestros ambulantes, que les imparten la docencia en sus propios hogares.

0902-escuelas-guantanamo4.jpg
En parajes donde no llega el Sistema Electroenergético Nacional las escuelas disponen de paneles fotovoltaicos, tecnología que transforma en electricidad la energía luminosa del sol y permite el alumbrado artificial del inmueble y el funcionamiento de equipos y medios de comunicación.

Más de 89 mil 400 estudiantes de todo Guantánamo acudieron a las aulas, al igual que sus más de 10 mil 600 educadores, una disponibilidad profesoral del ciento por ciento, que ratifica a la fuerza docente del territorio entre las más estables del país.

El acto provincial de inicio del curso aconteció en la Escuela Primaria Mártires del 12 de Abril, del poblado de Jamaica -cabecera del municipio de Manuel Tames-, uno entre el centenar de planteles favorecidos en Guantánamo con el plan de reparación y mantenimiento ejecutado durante los meses de verano.

En todos los colegios de la enseñanza general hubo palabras de bienvenida, abrazos entre compañeros, algún que otro llanto de quienes inician su vida escolar, renovadas expectativas para los que continúan, y hubo también saludos a la bandera y flores para el Maestro eterno que es José Martí.

Raquel Laviste, directora provincial de Educación, subrayó que las expectativas se orientan a igualar o superar al período académico anterior, elevar la calidad de la formación integral de los alumnos perfeccionando lo ya logrado, coherente meta para esta región que desde hace cuatro cursos figura entre las más destacadas del sistema nacional de enseñanza.

0902-escuelas-guantanamo3.jpg

(ACN)