Destaca por su responsabilidad auxiliar económica de escuela primaria santacruceña (+ Fotos)

Santa Cruz del Sur, 26 may.- El quehacer continuo durante más de una década la ha dotado de mayor belleza espiritual y disciplina. Así honra las enseñanzas de su madre Lucía Alba Agüero, auxiliar económica de la escuela primaria Fabricio Ojeda de la localidad.

No le han faltado ofertas laborales en el propio sector educacional. De haberlas aceptado, dijo, habría mejorado su salario. Pero ni por un poco más de dinero -manifestó seguidamente- va a separarse de sus compañeros pues asevera quererlos mucho.

Varias son las tareas que cumple en la institución, además de cuidar de la deteriorada salud de la progenitora, quien hace siete años requiere de hemodiálisis tres veces cada semana  en un hospital de Camagüey a causa del mal funcionamiento del sistema renal.

Sin embargo, la entrevistada responde a cada pregunta del reportero con resuelto optimismo y la sonrisa que la identifica. La vida, afirmó, no se puede meter en un saco y llevarla con pesimismo sobre la espalda.

Lucía vela porque se hagan bien las guardias obreras en la Fabricio Ojeda y las programadas a los custodios, la eficaz higienización del inmueble, el control de medios básicos, material escolar y recursos audiovisuales en almacén, el pago del salario mensual del colectivo, entre otras ocupaciones.